El senador kirchnerista acusado de violación y la doble moral

José Alperovich, senador por Tucumán y exgobernador, fue denunciado por su sobrina.

410
Luego de la actitud pasiva de varias referentes feministas del kirchnerismo explotaron las redes sociales. (Twitter)

El senador y exgobernador de Tucumán José Alperovich pidió licencia ante la Cámara luego de una denuncia de violación por parte de una sobrina, excolaboradora. La joven, de 29 años, formó parte de su equipo en la campaña de 2017 y lo acusó de utilizar su poder político para abusar sexualmente de ella en reiteradas oportunidades. «Al monstruo hay que ponerle nombre», señaló la denunciante en la carta pública donde difundió el caso que luego presentaría en la justicia.

Por su parte, el dirigente kirchnerista negó categóricamente las acusaciones, pero igualmente puso en consideración de sus colegas el pedido de «licencia sin goce de sueldo», que fue aprobado por unanimidad por el Senado.

«La imputación es absolutamente falsa, lo cual demostraré, a la corta o a la larga, ante la Justicia. A fin de dedicar mi esfuerzo y mi tiempo a desbaratar la infamia, aclarar la verdad, y reparar mi honor, pediré licencia en mi honorable cargo”, aseguró Alperovich.

Cabe destacar que la esposa del exgobernador tucumano también es dirigente kirchnerista y no se ha manifestado hasta el momento sobre las graves acusaciones.

Las redes sociales explotaron: «¿Dónde están las pañuelos verdes?»

Con la denuncia en los medios de comunicación, y el escándalo en boca del país, muchos usuarios de las redes sociales se manifestaron indignados por el silencio de la mayoría del espacio kirchnerista, sobre todo de las referentes feministas. Para algunas agrupaciones vinculadas a la expresidente, como el «colectivo de actrices», estas denuncias debían ser tomadas casi como la corroboración de la supuesta violación. Cabe destacar que estos espacios incluso tildraron de «cómplices» a los que, ante casos como el del actor Juan Darthés, manifestaban que una acusación no es sinónimo de un hecho y que debía actuar la justicia. Ante esta situación, los comentarios que señalan una supuesta doble moral se multiplican por las redes:

Un poroto para Alberto en la interna peronista tucumana

En la provincia de Tucumán, el actual gobernador Juan Manzur es íntimo amigo de Alberto Fernández. El mandatario local está dentro del esquema de poder del presidente electo y no de la expresidente Cristina Kirchner. Con ella juega Alperovich, que si bien en su momento fue cercano a Manzur, ambos referentes peronistas en la actualidad se encuentran enfrentados. De esta manera, a la hora de contar con las piezas que tiene cada uno en la medición de fuerzas,   —que podría decantar en guerra fría en algún momento—, Fernández fortalece un peón propio y la exmandataria se quedaría, de prosperar la acusación, con un senador menos y con la mancha del escándalo dentro de su espacio político.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento