Uruguay quiere seducir a los argentinos que escapan del desastre

El presidente electo propone flexibilizaciones para atraer a los vecinos, perjudicados por la situación argentina

1.755
La próxima gestión uruguaya evalúa reducir los requisitos para obtener la residencia fiscal. (Efe)

El presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, parece estar dispuesto a aprovechar un beneficio ofrecido en bandeja: los argentinos (y sus patrimonios) que son cada vez más exprimidos por parte del Estado y buscan nuevos horizontes. Aunque Alberto Fernández hizo campaña por el Frente Amplio, la centroderecha se impuso en las elecciones del otro lado del charco y la próxima gestión uruguaya puede darle un dolor de cabeza al peronismo: ofrecer una vía de escape ante el agobio impositivo, burocrático, cambiario y estatista de Argentina.

Cien mil vecinos es la cifra a la que apunta Lacalle Pou. Para eso, el futuro presidente ya puso a su equipo económico a trabajar en pos de flexibilizar diversas normativas del Banco Central uruguayo, para que los argentinos interesados en mudarse la tengan más fácil.

«Uruguay, por distintas razones, tiene la posibilidad de convertirse en un lugar de llegada, no solo de vecinos del Mercosur, sino del mundo. Y nosotros ahí tenemos algunas cosas para hacer», aseguró Lacalle Pou, sin hacer referencia directa a la Argentina, pero en clara evidencia de hacia donde apuntan sus planes. Las políticas del otro lado del Río de la Plata, que van en la dirección opuesta, no dejan mucho a la interpretación y al análisis.

Para Lacalle Pou, una vez instaladas las familias del exterior, «van a poder traer la plata». En este sentido, el ganador de las elecciones uruguayas dijo que de la mano de «la seguridad pública» y las «certezas a largo plazo», su país se convertirá en un lugar destino del Cono Sur y el mundo.

Además de las regulaciones que se están evaluando modificar dentro del esquema financiero, la idea del presidente electo es abrir la puerta a la inversión en el sector de la construcción. En este sentido, Lacalle Pou se comprometió a derogar diversos decretos relacionados con lo que se conoce como «vivienda de interés social», que según el próximo jefe de Estado, hasta el momento han «limitado» el crecimiento del sector.

Uno de los beneficios con el que contarían los argentinos que decidan radicarse en el país vecino tiene que ver con la menor superposición impositiva. En Uruguay no existe la maraña de impuestos provinciales y municipales que hay en Argentina, que lejos de disminuirse, continúan en aumento. Tampoco existe la obligatoriedad de liquidar las exportaciones a la moneda local, a un cambio regulado de menor valor que el real. Otra de las cosas que llaman la atención de los primeros interesados es la posibilidad de no tributar en suelo uruguayo las inversiones que tengan los residentes en el exterior.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento