Para Bolsonaro el retorno del kirchnerismo terminó ayudando a Brasil

Para el mandatario brasilero, la victoria del peronismo en octubre del año pasado contribuyó al fortalecimiento de la relación entre su país y Estados Unidos.

1.314
«Estados Unidos quiere que Brasil sea el próximo país en iniciar el acceso a la OCDE», reconoció la diplomacia de Washington. (Twitter)

Jair Bolsonaro hizo todo lo posible para que Mauricio Macri ganara la reelección. Más allá de un alineamiento internacional común, el presidente de Brasil no quería que los amigos y socios de Lula da Silva retornaran al poder. Sin embargo, la complicada situación económica y todos los desaciertos de Juntos por el Cambio hizo que el peronismo retornara al poder en Argentina. Aunque no era el plan ideal para Bolsonaro, hoy reconoce que su país está percibiendo ciertos beneficios relacionados con el mapa político argentino.

Desde Estados Unidos ya reconocieron que tienen la intención de que Brasil sea el próximo país que pueda ingresar a la OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Según Bolsonaro, su gestión, en comparación a la presencia del peronismo aliado con el kirchnerismo en el país vecino, tiene mucho que ver con todo esto: «Ahora tuvimos la experiencia en Argentina (haciendo referencia a las victorias regionales de «la izquierda»). La primera consecuencia fue que los otros países, con Estados Unidos a la cabeza, nos hicieron pasar frente a la propia Argentina en la fila para ingresar a la OCDE», señaló el presidente de Brasil.

En un intercambio con la prensa, Bolsonaro reconoció que se alegró mucho por la noticia que le confirmó Washington, y que venía trabajando «de manera muy reservada» todo este asunto en conjunto con su ministro de Economía, Paulo Guedes.

Mediante un comunicado oficial de la diplomacia norteamericana, que fue publicado esta semana en el Folha de Sao Paulo, «la decisión de priorizar Brasil es una evololución natural de nuestro compromiso, reafirmado por el secretario de Estado Mike Pompeo y por el presidente Donald Trump«. Para Washington «el gobierno brasileño está trabajando para alinear sus políticas económicas al padrón OCDE».

Con respecto al futuro y a la relación complicada con el gobierno argentino, Bolsonaro manifestó en su discurso que «espera que las cosas sean para bien en Argentina», pero dejó su advertencia: «Sabemos, por el panorama político, que van a tener dificultades». Finalmente se volvió a despachar una vez más con el supuesto error que cometió el electorado el día de las elecciones: «Su opción fue elegir a quien los colocó en la situación de desgracia en la que se encontraban».

Por su parte, desde el gobierno argentino aseguraron que en este momento el ingreso a la OCDE «no es asunto prioritario», ya que los esfuerzos están abocados casi totalmente a la renegociación con el Fondo Monetario Internacional.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento