#PorCulpaDeEspert: operación del macrismo se convirtió en risas en las redes

Luego de un intercambio con el periodista Eduardo Feinmann, desde Cambiemos se intentó insistir en la responsabilidad del economista por el retorno del kirchnerismo. Salió mal

El economista liberal será candidato en las elecciones legislativas y ya está sufriendo las campañas del macrismo. (YouTube)

«Haciendo números, no se le puede achacar al economista su responsabilidad en el triunfo del peronismo. Macri, que ni pudo llegar a segunda vuelta, consiguió el 40,28 %. Fernández, que triunfó en primera, alcanzó el 48,24 %. Por su parte, Espert se llevó un magro 1,47 % (poco más de 394 000 votos) suma que no le hubiera alcanzado al expresidente para llegar al balotaje. Ya las primarias, donde el economista liberal había cosechado el 2,19 % (más de medio millón de votos), habían dejado en claro que la polarización era total, pero también que las cartas estaban echadas. Fernández iba a ser el presidente en primera vuelta».

El 15 de abril publicamos «¿Y si la candidatura presidencial de Espert tuvo mucho sentido?», donde manifestábamos dos cosas: una objetiva, matemática e indiscutible y otra opinión, subjetiva y abierta al debate. La cuestión que no admite debate alguno es la nulidad del argumento sobre que Alberto Fernández ganó por responsabilidad de José Luis Espert y su supuesto capricho de llevar las ideas liberales al debate presidencial. Los números son claros, ni con sus votos, ni con los del candidato derechista Gómez Centurión sumados le alcanzaba a Cambiemos para remontar la historia. No lo dice ni Espert, ni Duclos. Lo dicen los números. Están ahí.

La cuestión que está abierta al debate es si esa presentación que cosechó pocos votos pudo haber consolidado a un referente político para el futuro. Es decir, para las elecciones legislativas del próximo año. Yo pienso que sí, pero se puede discutir. Los argumentos de la vereda de enfrente pueden ser varios: que Espert ya era famoso antes y que no hacía falta la candidatura o que ni siquiera ahora le da el cuero para ser candidato. Eso se puede debatir. Lo que no se discute es la realidad. Lamentablemente, parece que el kirchnerismo no es el único espacio que le da la espalda a las matemáticas y al sentido común. El macrismo, a pesar de los votos, de los números y de lo indiscutible, sigue diciendo que «por culpa de Espert» ganó el kirchnerismo.

Aunque el espacio de Juntos por el Cambio debería preocuparse por otras cuestiones, como las divisiones internas, ya que el radicalismo desconoce el liderazgo de Mauricio Macri y el sector más vinculado al PRO natural está dividido entre los «duros» con Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto, por un lado, y el «albertismo friendly» de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, parece ser que las preocupaciones son otras. Desde hace varias jornadas que se insiste en la responsabilidad de la dupla Espert-Rosales en relación con el autoritarismo del Gobierno actual y la tesis explotó en un mano a mano del economista liberal con Eduardo Feinmann.

En la pantalla de A24, el periodista acusó directamente al precandidato a diputado de haber facilitado el retorno del kirchnerismo, aunque los números no respaldan la cuestión.

Limitar la acusación a la «culpa» y dejar el tema en el aire es parte de una estrategia concreta: dañar su imagen desde temprano para repetir el fenómeno de las elecciones pasadas, donde mucha gente reconoció que «quería» votar por Espert, pero «debía» votar por el macrismo. Es probable que la campaña se incremente, ya que en esta elección no existirá el argumento matemático en el distrito donde el economista liberal pretende candidatearse.

El Senado argentino, que se renueva en tercios, no elegirá legisladores para la Cámara Alta en 2021. Ni en provincia de Buenos Aires, ni en la Ciudad Autónoma. De elegir senadores el año próximo, Espert hubiera tenido que lidiar una vez más con el tema del «voto útil», ya que se eligen tres por provincia, dos por la mayoría y uno por la primera minoría. Con el kirchnerismo queriendo reformar la justicia, lo más lógico es que la principal fuerza medianamente opositora ganara la mayor cantidad de senadores posibles. Este debate se dará recién en las presidenciales de 2023. El año que viene, todos los que puedan meter un diputado nacional o un legislador municipal, cuentan y mucho. El argumento del famoso «voto útil» esta vez está del lado del economista.

#PorCulpaDeEspert tendencia en redes sociales

Luego de la entrevista con Feimnann, Twitter no tardó en hacer tendencia la supuesta responsabilidad de Espert en el triunfo del peronismo. Miles de comentarios hicieron eco de la acusación del periodista y ridiculizaron el argumento. Algunos usuarios indicaron que es «culpa de Espert» la mala suerte de Argentina en las finales de las copas del mundo, otros lo responsabilizaron por la creación de la Unión Soviética y hasta le achacaron la extinción de los dinosaurios.

 

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento