Virales

Newsletter

El dilema de Colombia: legalizar la droga no acabará con el narcotráfico

Por: María Paula Suárez Navas - @mariasuna - Jun 29, 2015, 7:00 am
En Colombia ya se debate sobre la posible despenalización de la droga. (Infobae)
En Colombia ya se debate sobre la posible despenalización de la droga. (Infobae)

EnglishDesde los años 80 el Gobierno colombiano declaró guerra directa contra el narcotráfico, no solamente por la ola de violencia que ha generado en el país, sino también por la presión ejercida desde otros países, como Estados Unidos.

Sin embargo, esta guerra contra las drogas que declaró el mundo con la firma de la Convención Única de la ONU sobre Estupefacientes, no ha dado resultados, y por eso ahora se contempla en algunos países la regulación y flexibilización del consumo de la marihuana, e incluso de la cocaína.

“Hemos gastado billones de dólares en una guerra con resultados importantes, pero insuficientes; billones que debieron invertirse en hospitales, colegios, viviendas para los más pobres y generación de empleo…”, declaró el presidente recientes Juan Manuel Santos en la Conferencia Internacional de Control de Drogas, celebrada en Cartagena.

Con este discurso, el Presidente dejó entrever que Colombia estaría dispuesta a entrar en la nueva tendencia de flexibilización frente al uso de drogas.

De hecho, el debate ya se está dando en el Congreso de la República, con una ponencia para reglamentar el consumo de marihuana con usos terapéuticos, lo cual marcó un hito en el país, si se tiene en cuenta que la política permanente ha sido la erradicación de los cultivos ilícitos y la lucha contra el narcotráfico.

La ponencia ya fue aprobada en la primera de las cuatro rondas a las que debe ser sometida, y será en julio cuando regrese al Congreso para una nueva discusión.

El senador del partido de la U, Roy Barreras, le pedirá al Senado que apruebe la despenalización de la marihuana, no solo con fines medicinales y terapéuticos, sino también para el uso recreativo. En pocas palabras, el senador propondrá al Congreso colombiano la despenalización total de esta droga.

Uno de los argumentos más contundentes que tiene la ponencia que presentará Barreras tiene que ver con que la legalización de esta droga es un inicio para debilitar al narcotráfico, lo cual es urgente porque después de tan larga y tan costosa guerra ni los consumidores ni los mercados se han reducido. Pero, ¿este es el camino que debería tomar el país para lograr el objetivo?

“Es un tema complejo, porque los padres de familia se angustian y piensan que de aprobarse este proyecto, sus hijos se van a volver marihuaneros al otro día. Les digo con toda convicción, sus hijos adolescentes hoy no son alcohólicos a pesar de que el alcohol es legal”, explicó el senador Barreras, quien también advirtió que sabe lo que muchos colombianos piensan en relación con el uso de esta sustancia.

Sin embargo, el aumento del consumo de marihuana, y el de la cocaína, si también llegara a plantearse, es algo apenas evidente e indiscutible, según Francisco Thoumi, coordinador de Investigaciones del Programa Global Contra el Lavado de Dinero y director del Informe Mundial de Drogas de Naciones Unidas.

Para Thoumi, la legalización podría traer un aumento en el consumo de drogas, pues a su juicio, el Gobierno no ha podido regular suficientemente el mercado. “Entre más libre sea el mercado, va a tener una situación más parecida a la que ha habido siempre con el tabaco y el alcohol, en la que el sector privado simplemente utiliza estrategias de mercadeo para aumentar las ventas”, dijo el experto.

En Colombia es distinto

Francisco Thoumi explicó que las políticas de flexibilización que han tomado auge en el mundo, han sido motivadas por la necesidad de restringir el número de adictos, pero en Colombia, ese nunca ha sido el foco de la problemática, porque el verdadero problema es la exportación, especialmente de cocaína, no tanto la marihuana.

“El problema de Colombia surgió porque empezó a abastecer el mercado de cocaína en el extranjero. El mercado interno no es importante para la cocaína ni para el narcotráfico. Por 30 años la importancia la ha tenido el mercado de exportación”, destacó Thoumi.

El experto advirtió que si realmente quisiera, Colombia podría legalizar el consumo de drogas, pero considera que esa política no ataca el foco del problema, sino que generaría inestabilidad internacional porque violaría las convenciones y tratados que ha suscrito.

Para él, el narcotráfico internacional seguirá siendo prohibido y combatido,  debido a que el problema con las drogas en el mundo es primordialmente su consumo y adicción, pues en realidad no existe ningún movimiento o apoyo para legalizar la producción de las drogas ilegales, con excepción de la marihuana.

Dentro de las investigaciones que Thoumi ha hecho, ha encontrado que la mayoría de casos de narcotráfico en el mundo no están ligados a la violencia, como si ocurre en Colombia. “Por eso el mundo nos mira y dice: señores, ustedes tienen un problema interno que deben resolver por sí mismos y no han sido capaces”.

“Cuando se dice en Colombia que la violencia la genera el narcotráfico, implícitamente se está diciendo que es natural que los colombianos nos matemos cuando hay grandes cantidades de dinero ilegales fáciles de obtener (…) Infortunadamente, lo que el país tiene que preguntarse es otra cosa. No es por qué Colombia pone los muertos, sino por qué pone los asesinos, eso es mucho más grave”, dice Thoumi.

Esto es lo que ha llevado a establecer a este investigador que el problema de las drogas es solo un síntoma causado por innumerables problemas sociales no resueltos. Aseguró que, por ejemplo, “el problema de los cultivos está, en gran parte, relacionado con el fracaso de las políticas agrarias”.

Thoumi considera que la actual política contra las drogas “ha sido un desastre” y está convencido de que, en el fondo, el problema del narcotráfico no se resuelve sin reformas sociales grandes. “Las drogas son un síntoma de que no hemos solucionado los problemas gordos de nuestra sociedad”, dijo.

María Paula Suárez Navas María Paula Suárez Navas

Comunicadora social y periodista colombiana egresada de la Universidad de La Sabana. Ha trabajado en El Tiempo y se ha desempeñado como periodista multimedia en el Noticiero CM& y Pulzo.com. Interesada en la defensa de los derechos humanos y el medio ambiente. Síguela en Twitter: @mariasuna.