JEP pide frenar extradición a EEUU del exjefe FARC Jesús Santrich

El proceso quedaría suspendido si el Ministerio de Relaciones Exteriores acepta la petición de la Justicia Especial para la Paz. El tema se volvería crucial en el momento cumbre de la campaña presidencial.

198
(Fotomontaje PanAm Post)

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), tribunal creado a partir del acuerdo de paz entre el Gobierno Santos y el grupo guerrillero de las FARC, decidió el día de hoy suspender la extradición a EE. UU. de Jesús Santrich, líder de este grupo insurgente.

Según lo informado por el presidente de la sección de revisión de la JEP, Jesús Ángel Bobadilla, se abrirá un periodo probatorio de diez días para que las partes soliciten “las pruebas que consideren necesarias” relacionadas con el proceso del líder guerrillero. También le solicitó al Ministerio de Relaciones Exteriores remitir a la JEP una copia de la solicitud formal de extradición en el momento en que este ministerio la reciba.

La JEP también informó que no encontró elementos suficientes para suspender la orden de detención de la Fiscalía realizada por la defensa de Santrich, por lo cual le solicitó a la Fiscalía hacer llegar, en un máximo de cinco días, la documentación correspondiente para poder hacer un pronunciamiento de fondo sobre este tema.

Según lo informado por Bobadilla, esta solicitud no implica que el Ministerio de Relaciones Exteriores se abstenga de realizar la extradición de Santrich en el momento en el que reciba la solicitud formal de extradición por parte del Gobierno de los EE. UU.

Reacciones

Tras la rueda de prensa se conocieron varias reacciones de parte y parte. Francisco Santos, exvicepresidente del Gobierno Uribe, afirmó que “La JEP ya comienza a extralimitarse en sus funciones”.

Por su parte, el exvicepresidente del Gobierno Santos, Germán Vargas Lleras, le pidió juego limpio a la JEP y afirmó que los magistrados de este tribunal están interpretando “lo que no les corresponde”

Caso Santrich

Hay que recordar que Jesús Santrich, quien iba a ocupar una curul en el Congreso de la República, fue capturado por sus presuntos nexos con el Clan del Golfo, cartel mexicano de narcotráfico. Según la información proporcionada por la DEA, el líder de las FARC estaba concretando la venta de diez toneladas de cocaína a este cartel. En dicho acto delictivo también estaba involucrado un sobrino de Iván Márquez (líder de las FARC), que decidió servir como testigo del Gobierno de EE. UU. y quien relacionó a Santrich con la venta de cocaína.

Si, como afirmó Bobadilla, la decisión sobre la extradición del líder guerrillero se da en un termino aproximado de diez días, este será uno de los temas centrales en la campaña para la segunda vuelta presidencial y el papel de la JEP, dependiendo de la decisión, será cuestionado o respaldado por los candidatos.

Comentarios