Explosión en refinería venezolana deja al descubierto su ineficacia

La alerta fue dada a conocer por usuarios de las redes sociales, tras ver el despliegue de seguridad que se realizó en la zona

Hasta los momentos, el régimen venezolano han permanecido en silencio, con un hermetismo absoluto sobre este tema. (Twitter)

Los alrededores de la Refinería El Palito fueron bloqueados este viernes como medida de seguridad, ante una presunta explosión en el complejo petrolero venezolano, ubicado en el estado Carabobo.

La alerta fue dada a conocer por usuarios de las redes sociales, tras ver el despliegue de seguridad que fue hecho en la zona, específicamente en la autopista Puerto Cabello-Morón, minutos antes de aparecer gran cantidad de humo en las instalaciones.

Hasta los momentos, el régimen venezolano han permanecido en silencio, con un hermetismo absoluto sobre este tema. Portavoces de Pdvsa tampoco han hecho una declaración oficial sobre el suceso acaecido en horas de la tarde.

Este nuevo episodio en la industria petrolera de Venezuela ocurre a escasos de días de que esta refinería reiniciara sus operaciones.

Normalmente, las refinerías tienen mecanismos de contención para accidentes de esta naturaleza. Sin embargo, la industria petrolera en Venezuela tiene un colapso que le ha llevado a la inoperatividad prácticamente absoluta de todos sus complejos refinadores, producto de la corrupción sistemática que se ha gestado en el seno de Pdvsa y ha obligado al país a importar gasolina de Irán.

El derrame en El Palito, la nueva mancha para Pdvsa

En días pasados también la Refinería El Palito fue protagonista de otro fatídico hecho, producto de un derrame petrolero de aproximadamente 260 kilómetros ocurrido en sus alrededores. Este hecho contaminó las playas de Carabobo y el Parque Nacional Morrocoy, ubicado en el estado Falcón.

En aquella oportunidad varias organizaciones, así como una serie de activistas ambientales hicieron la denuncia del derrame que comenzó el domingo 2 de agosto, cuando las primeras manchas fueron vistas en la costa del Parque Nacional Morrocoy.

Tras la estatización de Pdvsa, los accidentes industriales, igual que ecológicos han crecido de un modo frecuente a lo largo de los años. En la última década tuvo lugar el de mayor envergadura, el estallido de la Refinería Amuay en 2012, hecho que acabó con la vida de al menos 50 personas, sumado a cientos de heridos. Un suceso que el régimen venezolano se encargó de silenciar,

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento