Cruz Roja logra la liberación de tres personas secuestradas en poder del ELN

La Cruz Roja ha realizado diez operaciones humanitarias en distintas regiones del país, para dejar un resultado de 21 personas liberadas

La Cruz Roja ha realizado 10 operaciones humanitarias en distintas regiones del país, que han permitido la liberación de 21 personas. (Efe)

Gracias al trabajo realizado por el Comité Internacional de la Cruz Roja, en coordinación con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Iglesia católica y la Personería de Tibú, fueron liberadas tres personas que habían sido secuestradas por la narcoguerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), a quienes mantuvo secuestradas tras acusarles de espionaje. La operación se llevó a cabo en Catatumbo, al noreste del departamento de Norte de Santander.

De acuerdo con reportes del periodista Lenin Danieri, las personas fueron identificadas como Alexander Medina, de nacionalidad venezolana, Liliana Celis Burgos, de nacionalidad colombiana y un menor de edad, quien fue trasladado hasta Cúcuta, en donde será entregado al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, según declaraciones recogidas por Efe.

Hasta el momento, la Cruz Roja ha realizado diez operaciones humanitarias en distintas regiones del país para dejar un resultado de 21 personas liberadas.

Históricamente, el Catatumbo ha sido una zona estratégica para grupos ilegales. Recientemente, los grupos criminales que se encuentran en la zona —ELN, «disidencias» Farc, Los Rastrojos, Los Pelusos, entre otros— buscan controlarla debido a que es un corredor estratégico para el envío de droga a otros países por medio de Venezuela, donde el ELN controla varios territorios. En medio de esta guerra por el control de rutas del narcotráfico varios jóvenes han sido masacrados a manos de estos grupos criminales.

Más de 250 000 personas que viven en los alrededores de esta región se han visto afectadas por estos ataques que ocurren casi a diario. Estos hechos han terminado desplazando a más de 1 200 habitantes de la región.

Tras el ataque a la academia de policía en Bogotá, en enero de 2019 —con carro bomba—, que dejó un saldo de 21 muertos, el presidente Iván Duque detuvo los diálogos iniciados con el ELN bajo el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos en La Habana, debido a que «No se puede hablar de construir paz en medio del terrorismo y la barbarie».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento