EEUU neutraliza alegatos de la defensa de Álex Saab y espera decisión de Cabo Verde

La representación estadounidense emitió un pronunciamiento y alega que es falsa la presión a Cabo Verde como asegura la defensa de Saab

Defensa Álex Saab
La defensa encabezada por el exjuez Baltasar Garzón ha querido mostrar en repetidas oportunidades el caso de Álex Saab como un hecho meramente político (Fotomontaje Panam Post)

Los ataques recurrentes por parte de la defensa del colombiano Álex Saab, testaferro del régimen de Nicolás Maduro, para frenar su extradición desde Cabo Verde (África) a Estados Unidos fueron contrarrestados por el Gobierno norteamericano.

La defensa encabezada por el exjuez Baltasar Garzón ha querido mostrar en repetidas oportunidades el caso de Álex Saab como un hecho meramente político que entra en el conflicto entre EE. UU., Venezuela, Colombia y ahora de acuerdo con el bufete, se sumaría Cabo Verde.

Ante este hecho, la representación estadounidense emitió un pronunciamiento y alega que es falsa la presión a Cabo Verde como asegura la defensa de Saab, que aún insiste en tildar su captura el pasado 12 de junio como algo «ilegal».

En los extractos del pronunciamiento publicado por El Tiempo, el Gobierno estadounidense sitia al bufete de Garzón al decir:  “La disputa en curso sobre la solicitud de extradición de Álex Saab por parte de Estados Unidos, para responder a los cargos de lavado de dinero, es un asunto judicial que debe ser decidido por los tribunales independientes de Cabo Verde».

Del mismo modo, en el documento se añade: «Estados Unidos reconoce el poder judicial de Cabo Verde como un elemento fundamental de su democracia fuerte y respeta el proceso legal establecido por las leyes y la Constitución de Cabo Verde».

Este pronunciamiento surge a pocos días de conocerse la decisión final sobre la extradición de Saab, testaferro de la dictadura venezolana que viajaba hacia Irán cuando fue capturado.

Los últimos cartuchos de Álex Saab

La defensa del Álex Saab, quien fue requerido por la justicia para ser indagado por el blanqueamiento de al menos $350 millones de dólares de Venezuela en complicidad con el régimen de Nicolás Maduro, ha manejado esta estrategia de «causa política» para librarle de su inminente extradición de Cabo Verde a Estados Unidos.

Anteriormente, Baltasar Garzón esgrimió el tema político como una llave para que las autoridades judiciales puedan «entrar en esta realidad», haciendo alusión a la tensión presente entre Venezuela y Estados Unidos, país al que acusó de «explotar la jurisdicción de Cabo Verde, para lograr un objetivo político en su guerra particular y su guerra económica» contra la nación sudamericana.

Sin embargo, el Gobierno norteamericano ha dejado en claro en múltiples ocasiones que Saab y tres hijastros de Maduro hicieron parte del entramado de corrupción de la dictadura chavista por medio de los Clap, el cual le costó a los venezolanos cientos de millones de dólares.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento