Las reacciones que desencadenó la carta de María Corina Machado a Juan Guaidó

Al hacerse pública la misiva, de la mano de la propia Machado, las redes sociales se convirtieron en un hervidero de opiniones, donde el común denominador fue el apoyo a la líder nacional

Las opiniones en redes a favor del pronunciamiento y la carta de la líder venezolana se hicieron notar. (Archivo)

La carta que entregó la dirigente opositora y coordinadora nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado, al presidente interino Juan Guaidó, tras una reunión sostenida este sábado, dejó una serie de reacciones y pronunciamientos tanto a favor como en contra de una de las líderes más importantes de la oposición venezolana.

Luego del encuentro entre Machado y Guaidó, la representante de Vente informó al país que no se había alcanzado un acuerdo entre ambas partes, por no conciliar las agendas de lucha. Por un lado, el también presidente de la Asamblea Nacional llegó con una propuesta de una «nueva consulta» al país y requirió su apoyo para ello; por otra parte, la dirigente nacional le aclaró que las preguntas y los plebiscitos ya habían sido definidos. Era turno del Gobierno interino de honrar el mandato que —en su opinión– ha sido incumplido.

Al hacerse pública la misiva, de la mano de la propia Machado, las redes sociales se convirtieron en un hervidero de opiniones, donde el común denominador era el apoyo a la líder nacional. Sin embargo, los detractores también estuvieron a la orden del día.

A continuación, parte del apoyo que expresó la ciudadanía a la dirigente que marcó su agenda desde el primer encuentro que tuvo con Juan Guaidó, hecho que también señala y le recuerda en la misiva, así como su irrestricto apoyo cuando inició el Gobierno interino, en el que se acordó la extinción del «sectarismo», como uno de los pilares de esta gestión:

La otra cara de la moneda

La misiva de María Corina Machado trajo una serie de hilos que claramente aludían a la postura defendida por la dirigente nacional. El tema de la «unidad» como argumento para hacerle frente al régimen fue la principal carta que se jugó por parte los usuarios en las redes sociales, políticos o no, que se encargaron de minimizar lo defendido por la líder opositora.

De la misma forma, voces oficiales también han salido al paso de estas declaraciones y dado una respuesta mucho más formal al ser consultados por la diversidad de agendas que cohabitan en la oposición, que aún cuando persiguen un mismo fin, no logran engranarse, ante la negativa de los factores de ceder en sus propuestas.

El caso más sobresaliente vino de la mano de James Story, actual encargado de negocios de la Oficina Externa de Estados Unidos para Venezuela, quien ofreció una entrevista a El Diario e hizo un llamado a la reflexión sobre este tipo de comportamientos dentro de la oposición, para evitar resquebrajamientos aún más profundos que los evidenciados recientemente.

«Nosotros hacemos un llamado para todos, que pueden tener una vida mejor después de elecciones libres, justas y verificables, porque estamos dispuestos a levantar las sanciones. Hay personas que solo piensan en el plan B, que piensan solo en que va a llegar el momento mágico de una intervención militar y no sé qué, y esto es muy dañino. Hay muchas personas que lanzan bombas desde el banquillo o al margen de las cosas, con sus ideas fantásticas mientras que el presidente Guaidó sigue construyendo un movimiento cívico, social, político», señaló a El Diario.

A pesar de no mencionar directamente a los aludidos, los encuentros e impasses que se han dado no solo con María Corina Machado, sino también con líderes como Henrique Capriles, los cuales han sido de público conocimiento, fueron objeto de observaciones por parte de Story como un recordatorio de hacia dónde se dirige la agenda opositora.

«Este es el momento de unir esfuerzos. Solo la unidad en torno a los legítimos poderes garantiza la presión y el apoyo internacional. El proyecto que tiene el presidente Guaidó lo apoyamos por completo. No es una cuestión de la política, sino de la sociedad civil con los políticos, con la Iglesia, con los estudiantes, con los gremios, que van a poner la presión dentro del país. Pero hay personas y movimientos que piensan en el plan B y no están haciendo su tarea en casa», recalcó el funcionario estadounidense.

En consonancia con el discurso de Story, también quedaron las negativas ante la postura de Machado, que usaron la trinchera 2.0 para ejercer su crítica, como se muestra a continuación:

Las interacciones

Son muchos los detalles que corresponde señalar a la hora de analizar las reacciones que desencadenó la carta de María Corina Machado. Un punto fundamental es que los principales detractores fueron políticos opositores, del denominado G4 (las principales fuerzas políticas de la Asamblea), sobre todo del partido Voluntad Popular. Sin embargo, en lo tocante a la ciudadanía, el apoyo a Machado se vio mucho más presente.

La mayoría de quienes expresaron su respaldo a la dirigente, destacaron la honestidad con la que se refirió a los grandes errores que ha cometido el Gobierno interino de Juan Guaidó. Otros, con una postura mucho más dura frente a los errores de la oposición, los escándalos de corrupción y las malas estrategias, celebraron que la dirigente marcara mayor distancia con Guaidó y de una forma bastante frontal.

«Honor a quien honor merece. Desde hace rato he criticado mucho a María Corina Machado por no tomar, a mi juicio, ninguna posición firme. Hoy me deja callado. La carta y el video son un batacazo en contra del G4 y el interinato que pretende ser eterno», escribió en Twitter Esteban Hernández, el coordinador juvenil de la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio.

Es fundamental, asimismo, medir las interacciones a la publicación de Machado y a la de Guaidó. En cuanto a la dirigente, su tuit con el video sobre la reunión con Guaidó tuvo casi 16 mil retuits, más de 25 mil likes y poco menos de cuatro mil respuestas. El tuit de la carta, por su parte, tuvo más de 7 mil retuits, 10 mil likes y mil doscientas respuestas.

Las interacciones de Guaidó fueron menores. Su respuesta a Machado tuvo solo 4 mil 900 retuits, un poco más de 8 mil likes y casi la misma cantidad de respuestas: 4 mil setecientas.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento