Recrudece represalia de la dictadura cubana contra Omar, emprendedor

50
omar rosabal sotomayor
El hermano de Omar, Onésimo, denuncia la injusticia de la dictadura cubana contra su familia. (Nelson Chartrand)

Noticia de última hora revela que el cubano Omar Rosabal Sotomayor ha sido llevado a una celda de castigo en la prisión de máxima seguridad conocida como San Ramón, ubicada en la provincia oriental de Granma.

Desde hace algún tiempo PanAm Post se ha convertido en el principal medio de prensa internacional en los que se han valido los hermanos Omar y Onésimo Rosabal Sotomayor para hacer conocer al mundo de la cruel injusticia que contra ellos y sus familias ha cometido y está cometiendo impunemente el régimen dictatorial cubano.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Como recordarán, Omar Rosabal Sotomayor era un cuentapropista del municipio de Pilón en la provincia Granma, honesto y muy querido por todos los que lo conocieron.

Su espíritu de sacrificio, tenacidad, su talento, creatividad y amor al trabajo le hicieron posible llevar adelante varios negocios legalmente formalizados: contratos de arrendamiento con la Empresa de Ómnibus Nacionales, con la Empresa de Telecomunicaciones ETECSA y a turistas extranjeros, así como un estudio de fotografía y una finca muy productiva que le proporcionaba grandes dividendos anuales, después de deducidos los impuestos fiscales y las donaciones que realizaba en especie, voluntariamente, al hospital y a la casa materna de Pilón, lo que demuestra su sensibilidad humana y ayuda al prójimo.

Pero como los dictadores cubanos, sus elegidos y familiares son los únicos autorizados a vivir ostentosamente en este esclavizado país, un buen día cuando a Omar le parecía que todo marchaba bien al punto de haber concebido la ingenua idea de emprender un negocio que le proporcionaría agua a su comunidad, cosa que a los gobernantes no se les había ocurrido durante los más de 50 años de usurpar el poder, Omar fue detenido por agentes policiales.

Esos mismos agentes que visitaban su casa a degustar su deliciosa comida, consumir bebidas que ellos con sus deshonrosos salarios no se lo permitían y hasta de recibir dinero en préstamo que jamás han devuelto. En poco tiempo, acusado y condenado por un delito malfabricado de proxenetismo y trata de personas, siendo la petición fiscal original de 20 años de privación de libertad, rebajada a ocho años en la apelación interpuesta por los hermanos en segunda instancia.

Su hermano Onésimo, al enterarse de su detención y los motivos de la misma, conscientes de la integridad de toda la familia criada bajo los estándares del cristianismo adventista, acudió inmediatamente en su defensa, entrevistando a las jóvenes muchachas que sus declaraciones eran las únicas pruebas que sustentaban la denuncia realizada por la Fiscalía.

 

Logró que las jóvenes testigos se retractaran de sus declaraciones y declararan a favor de su hermano, aduciendo todas sin excepción que habían sido obligadas por la Policía a declarar contra Omar Rosabal Sotomayor, de lo contrario serían condenadas por la antijurídica figura delictiva de «peligrosidad social«, verdugo implacable de nuestro pueblo.

Los agentes cumplieron su promesa, llevando a prisión a estas inocentes y valerosas jóvenes, así como a Onésimo, quien fue sancionado a un año de privación de libertad en correccional sin internamiento, sanción que se encuentra cumpliendo en estos momentos.

Como consecuencia de ello, la hija de Omar de 13 años ha intentado suicidarse en cuatro ocasiones y su hijo menor de cinco se encuentra en estado síquico crítico.

Parece ser que por las constantes denuncias de esta familia a todos los niveles nacionales e internacionales y haber demostrado al mundo y a los mismos dictadores las pruebas irrefutables de esta injusticia, y al haberse presentado recientemente el procedimiento de revisión y haber realizado además denuncias ante la UNICEF, los diabólicos gobernantes cubanos han trasladado en el día de ayer a Omar Rosabal Sotomayor de una granja abierta donde se encontraba y sin motivo de indisciplina alguna, a una cárcel de máximo rigor, la tenebrosa prisión de San Ramón.

Esto después de haber informado a su familia horas antes que Omar Rosabal Sotomayor sería trasladado hacia a otra granja abierta en el municipio de Pilón y de esta manera se acercaría a su familia. Hasta ahí llega la crueldad de esta «Revolución» que aun muchos defienden.

La familia Rosabal Sotomayor denuncia ante el mundo lo que pudiera sucederle a Omar Rosabal Sotomayor en esta prisión de delincuentes peligrosos y responsabiliza al régimen cubano de todo mal a que pudiera ser víctima este honrado y emprendedor cubano.

El video que acompaña esta nota contiene más detalles.

En mi caso, me declaro abiertamente enemigo de los gobernantes cubanos y seguiré denunciando hasta que las fuerza me alcancen las crueldades e injusticias que a diario y durante años vienen cometiendo.

Ni el infierno es suficiente para que los dictadores paguen todo el daño que han hecho al pueblo de Cuba.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento