Virales

Newsletter

En New York Uber llega a lugares donde los taxistas no se atreven a ir

Por: Nick Zaiac - @NickZaiac - Sep 15, 2015, 1:04 pm
De acuerdo con un estudio del Instituto Manhattan, los conductores de Uber están más dispuestos a proveer servicio a los barrios pobres de Nueva York que los taxistas tradicionales.
De acuerdo con un estudio del Instituto Manhattan, los conductores de Uber están más dispuestos a proveer servicio a los barrios pobres de Nueva York que los taxistas tradicionales. (Pixabay)

El aumento de compañías que brindan innovación al transporte ha sido el cambio más importante para la movilización urbana en décadas.

Se entiende que las compañías de la red de transporte (TNC) como Uber y Lyft han cambiado la manera en la que los individuos de clase media y alta se movilizan dentro de las ciudades que viven, pero los críticos a menudo dicen que no hacen lo suficiente para ayudar a los pobres. En cambio, sus partidarios señalan que esas compañías hacen que los vehículos de alquiler sean más accesibles en barrios que rara vez los taxis recorren.

Hasta hace poco, este debate ha sido largamente teórico. Eso cambió la semana pasada con un nuevo estudio  de Jared Meyer del Instituto Manhattan. Meyer recibió datos de todos los viajes realizados en la ciudad de Nueva York, durante 2014, que usaron la tecnología UberX, incluyendo los códigos postales iniciales y finales. Luego se comparó estos datos con la información de los viajes realizados por los taxis urbanos de New York.

En pocas palabras, el estudio de Meyer encontró que comparado con los servicios de taxi convencionales, UberX se moviliza a áreas fuera de Manhattan y terminales de aeropuerto con mucha más regularidad. Además, Meyer resaltó que el crecimiento de UberX es mayor en los barrios con ingresos bajos, y que el servicio era mayormente usado fuera de las típicas horas pico.

Uber se moviliza a áreas fuera de Manhattan con mayor regularidad que los servicios de taxi.
El crecimiento de UberX ha sido mayor en los barrios más pobres de Nueva York. (Manhattan Institute)

Nada de esto debe ser una sorpresa. Nueva York ha sido por mucho tiempo un excelente caso de estudio para ciudades en donde los carros de alquiler han sido desatendidos. La ciudad explícitamente ha limitado el número de taxis disponibles por décadas, haciendo que Nueva York sea una ciudad en las que es difícil movilizarse, para millones de personas.

Si los residentes pobres de algún lugar se benefician de la disponibilidad de carros de alquiler, ese lugar sería Nueva York.

Simplemente tiene sentido: Cuando los taxis son escasos, ellos se aglomerarán en las calles donde muchos transeúntes se encuentren buscando uno. Tiene poco sentido que un conductor se pasee por las calles de los barrios más pobres tratando de encontrar a una persona que justo esté buscando un taxi. Las compañías TNC permiten a los viajeros activar una señal si necesitan transporte desde estos mismos barrios pobres.

Lo que Uber ha hecho es proveer viajes, a precios razonablemente bajos, en lugares donde los taxis usualmente no van. La seguridad es lo que importa.

Por un momento, tomen un caso típico de alguien que quería usar un vehículo de alquiler. Alguien con 20 años aproximadamente, humilde trabajador que vive en un pequeño apartamento de Williamsburg y es invitado a la fiesta de un amigo en en East Flashbush. Ninguno puede pagar los gastos de vivir cerca del metro, y los buses son un inconveniente y van lento. El chico de 20 años va a la fiesta cuando apenas anochece, y se va alrededor de las 12:30 a.m. después haber bebido.

Sin compañías TNC, sus opciones son excursionarse al metro para tomar una ruta tortuosa a casa, o tomar el riesgo de caminar hasta encontrar una avenida principal en donde pueda coger un taxi que pase por ahí y no tenga un pasajero. Llegar a casa es inseguro, y en el peor de los casos, esa persona puede ser asaltada.

Con las compañías TNC, el chico de 20 años puede permanecer en la fiesta y llamar a un UberX directamente desde la casa. Una hora de tránsito pesado o una ruta peligrosa a través del barrio se convierte en un asunto simple, que rara vez falla. Alguien puede pasar, de forma tranquila, en los barrios pobres, sin riesgo al tiempo o la propiedad de esa persona. Sin la disponibilidad de las compañías TNC, asistir a esta hipotética fiesta no tendría sentido para muchas personas.
[adrotate group=”8″]
Las compañías TNC se han vuelto una parte importante para la movilización de personas en cualquier ciudad del mundo, a pesar de los esfuerzos políticos como el del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio. Estos políticos necesitan estar convencidos, de manera moral o en términos prácticos. Mientras algunos denigran estos servicios como cosas de los ricos, el trabajo de Meyer muestras que esta crítica no es verdadera.

Las ciudades subsisten gracias a las llamadas economías aglomeradas, el valor que las personas y las compañías obtienen por estar juntas. Los encuentros casuales entre las personas son importantes, y las ciudades en las que la movilización es rápida, facilitan estos encuentros fortuitos.

El aumento y proliferación de compañías como Uber no solo hacen que la vida sea más fácil cada día, también aceleran estos encuentros casuales. Aumentando el número de personas que pueden tomar ventaja de estos encuentros, las compañías TNC ayudan a los residentes urbanos a corto y largo plazo.

Nick Zaiac Nick Zaiac

Nick Zaiac es investigador en políticas públicas en Washington, D.C. Se dedica a investigar nuevas maneras para reducir la acción del gobierno. Tiene una licenciatura en política económica internacional de American University. Síguelo @NickZaiac.