Virales

Newsletter

El peligro de lo dicho por el embajador Chaderton

Por: Orlando Avendaño - @OrlvndoA - Mar 15, 2015, 6:15 pm
El "humor negro" del embajador venezolano en la OEA no ha resultado para nada chistoso en su país (El Columnero)
El “humor negro” del embajador venezolano en la OEA no ha resultado para nada chistoso en su país. (El Columnero)

English“Es indudable que los judíos son una raza, pero no son humanos”, dijo en algún momento Hitler —para después asesinarlos. No es secreto como los Nazis buscaban degradar al pueblo judío, y como en cada discurso, el Führer se desbordaba en ofensas e insultos al noble pueblo hebreo. Claro, es mucho más fácil asesinar cuando la víctima no es humana, o al menos nos hacemos creer que no lo es. Deshumanizar al enemigo para después aniquilarlo. Terroristas, dictadores, genocidas, asesinos y sociópatas actúan muchas veces bajo este pretexto.

Esta semana, el embajador de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (O.E.A.), Roy Chaderton, realizó unas abominables declaraciones en el programa oficialista Zurda Konducta, dijo: “Una bala en la cabeza de un opositor pasa rápido y suena hueco”.

Según Chaderton el sonido que hace el proyectil al pasar por la “cabeza escuálida” es como un “chasquido” por lo hueca que es la “bóveda craneal”. Los calificativos se quedaron cortos o son poco apropiados. Sin duda alguna Chaderton ha vuelto a demostrar que tan enfermo, despreciable, sádico e infeliz es. Estas declaraciones son simplemente perturbadoras.

El embajador frente a la OEA ha deshumanizado a los opositores como en algún momento lo hizo el régimen Nazi con los judíos o como hizo Valérie Bemeriki con los Tutsi en Ruanda. De ahí a asesinar la brecha es corta. Las declaraciones dadas por Chaderton más que ser infames y repugnantes son peligrosas. Nuevamente se demuestra que las balas en cabezas de manifestantes son partes de las políticas del régimen.

¿Qué pensaría la madre de Kluiverth Roa, joven asesinado con impacto en la cabeza este 24 de febrero? ¿Cómo habrá sonado el impacto del proyectil en su cabeza?. Seguro Chaderton habrá disfrutado pensando en esto.

Más lamentable, quizás, que las declaraciones de el embajador, es la falta de rechazo de algún –aunque sea algún—
funcionario del régimen. El silencio ha hablado. Tan nefastas declaraciones se han pasado por alto como si no hubiesen sido más que un descuido. Demostrando que lo que ha dicho Chaderton es la síntesis del pensamiento revolucionario, donde una bala puede cruzar fácilmente la cabeza de un opositor, y esto es, para ellos, justificable.

Nuestro embajador en la O.E.A. parece disfrutar diferenciado el sonido que hace una bala al atravesar a un civil, ha dicho públicamente como la vida de un «escuálido» vale menos que la de un chavista. Nuestro embajador en la O.E.A. ha incitado al odio, justificado el genocidio y deshumanizado a parte de los venezolanos. Ese es nuestro embajador, nuestro representante del régimen en la Organización de Estados Americanos.

Las inútiles disculpas de Roy Chaderton

Al momento de escribir este post, Chaderton no había tenido la decencia de pronunciarse frente a lo que dijo. No esperaba que lo hiciera, pensaba que era esperar demasiado. Ayer lo hizo en una entrevista con Gladys Rodríguez.

En un intento de aligerar las graves declaraciones que dijo, Chaderton afirmó que sus palabras fueron “descontextualizadas” y que solo se trataba de su “humor negro” afirmando que esto pudo haber sido “un error”. ¡Qué humor negro tiene este señor!.

“No tengo problemas si yo cause malestar en gente bien intencionada con mucho gusto les presento mis disculpas, no tengo ningún problema en eso, pero yo insisto en que el comentario cuyo fondo fue lo más importante estaba destinado a alertar a mis compatriotas de oposición” dijo el embajador.

A la fuerza y con bastante flojera, Roy Chaderton dijo lo que seguramente creía que todo el mundo quería escuchar. Sin embargo, este intento de “atenuar” su apología al delito, no solo es inútil, sino que terminó oscureciéndolo todo.

La deshumanización de gran parte de los venezolanos, la justificación de el asesinato de jóvenes con balas en la cabeza al final resulta que solo se trata de “humor negro” para el embajador, que “seguramente” fue un error. Para después dar unas indolentes “disculpas” que ni siquiera son dirigidas para toda la población, sino para aquella parte de los “escuálidos” que es “moderada”.

Ya lo dicho está y no habrá forma de mitigarlo. Es imperdonable y vergonzoso que alguien como Chaderton representa a Venezuela. Lo que ha dicho Chaderton es un peligro.

 

Orlando Avendaño Orlando Avendaño

Orlando Avendaño es periodista venezolano, egresado de la Universidad Católica Andrés Bello. Columnista y redactor del PanAm Post desde Caracas. Síguelo @OrlvndoA.