Panadería expropiada en Venezuela ya no vende pan, solo provee a comités socialistas

71
(El Pitazo)
«No, aquí ya no se vende pan. El pan de esta panadería va para los CLAP, usted tiene que informarse con su CLAP para saber si le va a llegar o no». (El Pitazo)

La panadería Mansion’s Bakery en la Avenida Baralt, Caracas, fue expropiada el pasado 16 de marzo por, presuntamente, irregularidades a la hora de vender el pan. Aunque la ocupación es «temporal», se le cambió el nombre a La Minka y, ahora, la panadería expropiada ya no vende pan; en cambio, la producción va destinada a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, o CLAP.

Luego de la ocupación, las personas se acercaban al edificio interesadas en la venta del pan; no obstante, el producto no aparecía. Un empleado explicó la razón: «No, aquí ya no se vende pan. El pan de esta panadería va para los CLAP, usted tiene que informarse con su CLAP para saber si le va a llegar pan o no».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Al respecto, comenta una señora al medio venezolano Efecto Cocuyo: «Esto es increíble. Yo siempre compraba pan aquí temprano. Era bien sabroso. Ahora me dicen que no puedo comprar, sino que debo buscarlo con los CLAP. En lugar de facilitar la compra lo que hacen es complicarla».

Ya Mansion’s Bakery no vende pan. Había sido ocupada —o expropiada— por el régimen por irregularidades en la venta de alimentos. Según la Superintendencia Nacional de la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE), la panadería en la Avenida Baralt vendía la canilla con sobreprecio y, además, ocultaba bolsas de harina. Ahora no se vende con sobreprecio; pero tampoco hay producto que vender.

 

Al día siguiente de la expropiación, señala Efecto Cocuyo, la panadería, ahora rebautizada La Minka (que significa trabajo con fines de utilidad social en la lengua inca quechua), abrió a las 10 de la mañana. «Antes de la intervención, esta panadería estaba abierta a las 6 de la mañana», señala un transeúnte al medio venezolano.

Por otra parte, aunque en el interior de la panadería no cambiaron muchas cosas, ahora son visibles imágenes alusivas a la Revolución Bolivariana: afiches de Chávez y Maduro, banderas de Venezuela e imágenes de Simón Bolívar.

Ahora casi todos los días se aglomeran personas a las afueras de La Minka con la esperanza de que inicie la venta de pan; no obstante, la respuesta sigue siendo la misma: «No, aquí ya no se vende pan. Estos son los CLAP que vienen a buscar el producto».

Fuente: Efecto Cocuyo

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento