Cadena CBS despide a alta ejecutiva por justificar atentado en Las Vegas: seguro los asesinados “son republicanos”

2
(blue lives matter)
Hayley Geftman-Gold no fue la única que exhibió su inhumanidad. Otra mujer deseó que hayan sido asesinados solo partidarios de Donald Trump. (blue lives matter)

Luego del atentado en un concierto en Las Vegas, la cadena de televisión comercial de Estados Unidos, CBS Broadcasting Inc., despidió a la abogada y vicepresidenta de asuntos de negocios por justificar el ataque en sus redes sociales; asegurando que los muertos “son republicanos”.

Al mediodía de este lunes 2 de octubre, el medio The Daily Caller difundió una captura de pantalla de los comentarios de la vicepresidenta de asuntos de negocios, Hayley Geftman-Gold, quien escribió: “No siento ninguna simpatía [por las víctimas] ya que los fans de la música country suelen ser republicanos”.

“Si ellos no hicieron nada cuando asesinaron a niños [refiriéndose al atentado de Sandy Hook de 2012], no tengo ninguna esperanza en que los republicanos hagan algo bien alguna vez”, aseguró la abogada, antes de borrar el comentario en su cuenta de Facebook.

 

Inmediatamente después de que los comentarios se hicieran virales, un vocero de la cadena CBS dijo: “Esta persona, quien venía trabajando con nosotros desde hace un año, violó los parámetros de nuestra compañía y no es más una trabajadora de CBS. Sus ideas expresadas en sus redes sociales son inaceptables para todos nosotros en CBS. Nuestro corazón está con las víctimas de Las Vegas y sus familiares”.

Hayley Geftman-Gold no fue la única que expuso su inhumanidad y que trató de justificar la masacre. Una profesora, detractora del presidente Donald Trump, escribió en su cuenta de Twitter: “Muchos partidarios blancos de Trump en Las Vegas viendo el concierto de Jason Aldean. Rezo porque solo hayan muerto seguidores retardados de Trump [Trumptards]”.

Durante la madrugada de este dos de octubre, un hombre desde una habitación en el reconocido hotel Mandalay Bay, disparó con un arma automática hacia quienes disfrutaban de un concierto de música country. El saldo supera los cincuenta asesinados y cuatrocientos heridos.

Fuente: Los Angeles Times

Comentarios