La atroz propuesta de “oposición” venezolana en diálogo con la dictadura

108
(Twitter)
Se trata de una propuesta desquiciada que atenta contra la Constitución de 1999. Sería la capitulación y la entrega del gran espacio.  (Twitter)

Luis Florido es uno de los principales líderes del partido Voluntad Popular y uno de los representantes de la “oposición” oficial en el diálogo con la tiranía en República Dominicana. A la agencia EFE le ha hecho una alarmante confesión. Se trata de una propuesta desquiciada: desmontar la legítima Asamblea Nacional, último vestigio de la República, junto con la ilegal Constituyente, con el fin de elegir un nuevo “Parlamento único”.

“Que renuncie tanto la Constituyente (sus miembros) como todos los diputados de la Asamblea Nacional (Parlamento), y elijamos con la nueva elección presidencial un solo Parlamento, que Venezuela tenga un solo Parlamento”, dijo Florido a la agencia, que lo entrevistó sobre las elecciones presidenciales.

Afortunadamente fue una propuesta planteada en el diálogo con el régimen en República Dominicana que fue rechazada. Lo que sugiere el diputado es que se desmonte la legítima Asamblea Nacional de mayoría opositora y, también, la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente del chavismo. En consecuencia, se pasaría a elegir otro nuevo Parlamento, respaldado por un proceso electoral, en el que converjan ambas fuerzas políticas.

En su cuenta de Twitter, el reconocido escritor venezolano, Ibsen Martínez, catalogó la propuesta como “atroz”. Aseguró que se trata de una expresión del fundamentalismo del voto, “a costa de lo que sea”.

Ciertamente, se trata de una propuesta trastornada, que además atenta contra la Constitución de 1999. Es el abandono completo del último vestigio de República y la consolidación final de una convivencia inaceptable con la dictadura. Los mismos que se escudan tras la presunta defensa de espacios, ahora pretenden entregar hasta el último a cambio de dádivas y libertad para seguir con sus canalladas.

Luis Florido le confesó el disparate a EFE, porque habló sobre las elecciones presidenciales. Aparentemente aún no hay acuerdo con el régimen; sin embargo, su revelación sugiere claramente que en República Dominicana son capaces hasta de los más indigno, a cambio de un proceso electoral medianamente libre.

“El dirigente de VP explicó que sobre la renovación del Poder Electoral venezolano, otro de los puntos exigidos por la oposición, tampoco hay acuerdos, aunque estimó como posible lograr que el Consejo Nacional Electoral sea comandado por dos rectores cercanos a cada una de las partes, y por un quinto que sea elegido de ‘común acuerdo'”, se lee en la agencia EFE.

Desde finales del año pasado, la presunta oposición venezolana, representada en la Mesa de la Unidad Democrática, mantiene encuentros con el régimen de Nicolás Maduro en República Dominicana. Aunque la mayoría de los representantes de la sociedad que se opone a la dictadura se han desmarcado de ese diálogo y lo han rechazado, algunos dirigentes insisten.

La idea aparentemente es lograr que se celebren elecciones presidenciales libres este año en Venezuela. Hasta este 22 de enero, luego de varios encuentros, no se ha conseguido ningún acuerdo porque simplemente la dictadura no está dispuesta a conceder esa libertad y, además, exige la sumisión ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Comentarios