Trump se jacta de sanciones a “dictadura comunista y socialista” de Venezuela en discurso ante el Congreso

2.972
(VP)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a demostrar la importancia de Venezuela en la agenda de su Gobierno. (VP)

Esta noche del 30 de enero en Estados Unidos, el presidente Donald Trump ofreció su primer discurso del State of the Union (Estado de la Unión, o SOTU), y aprovechó para mencionar las sanciones que su administración ha impuesto a los regímenes dictatorias de Cuba y Venezuela.

Se trata del mensaje oficial más importante del presidente de Estados Unidos. El discurso se celebra a principio de cada año y constituye un balance sobre los últimos doce meses y sobre el futuro. La mención a Venezuela es, sin duda, notable.

“Mi Gobierno también le impuso fuertes sanciones a las dictaduras comunistas y socialistas en Cuba y en Venezuela”, dijo Trump, para luego recibir la ovación de los republicanos en el Congreso.

El mandatario no se extendió, pero fue contundente. Catalogó como “dictadura comunista”, en su primer mensaje del Estado de la Unión, al régimen de Nicolás Maduro. Sin duda se trata de una mención de gran envergadura.

Antes de hablar de Venezuela, señaló lo terrible del acuerdo nuclear de Obama con Irán. Y, luego de resaltar su política frente al chavismo y el castrismo, habló del peligro que representa Corea del Norte.

Mientras Trump ofrece uno de sus más importantes discurso, Rex Tillerson, el secretario de Estado, se prepara para iniciar una gira por la región en la que discutirán principalmente la crisis en Venezuela y cómo solucionarla.

Nuevamente, la mención de Trump y su mensaje —y el tajante epíteto—, demuestran que el país regido por Nicolás Maduro es ahora una de las prioridades de la política exterior de Washington.

Más temprano, la Embajada de Estados Unidos en Venezuela publicó un mensaje en el que reta a Nicolás Maduro a presentar a los venezolanos unas elecciones libres.

“El Gobierno de EE. UU. cree en el diálogo genuino y espera que el régimen de Maduro tenga el coraje de reformar el CNE y permitir la participación de la MUD en elecciones presidenciales efectuadas a partir de una fecha acordada por ambas partes”, se lee en la cuenta de la Embajada.

La presunta “oposición” venezolana lleva dos días reunida en República Dominicana con los representantes del régimen. Aún no llegan a ningún acuerdo —a pesar de ya llevan varias semanas manteniendo los encuentros en la isla—. Se espera que este 31 de enero continúe el diálogo, aunque una de las exigencias del régimen es que la “oposición” ayuda al chavismo a levantar las sanciones impuestas por naciones de Occidente. No obstante, esto no parece posible.

Hace dos días, un importante funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró a periodistas de Washington que el Gobierno de Trump continuará presionando a Maduro y señaló que las sanciones han sido “sumamente eficaz”. Y ahora se le suma la mención de Donald Trump en su fundamental mensaje del Estado de la Unión.

Comentarios