Canciller de Perú: la crisis en Venezuela no es un problema solo de los venezolanos

La ministra de Relaciones Exteriores apartó de una vez esa premisa de que la crisis en Venezuela la deben resolver solamente los ciudadanos de ese país

11.542
(Flickr)
La canciller de Perú apartó de una la premisa de que los venezolanos deben resolver solos su terrible situación. (Flickr)

La ministra de Relaciones Exteriores de Perú, Cayetana Aijovín, se reunió con el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson. La canciller aprovechó la oportunidad para referirse a Venezuela, que es el tema principal de la gira de Tillerson por la región.

“La situación de Venezuela ya no es una situación que solamente le compete a los venezolanos. Es una situación que ha generado crisis en la región”, dijo Aijovín.

Esas fueron sus palabras. Se trata, sin duda, de una declaración clave sobre el curso que está asumiendo la región frente a la dramática crisis en Venezuela.

El reconocido periodista Rafael Poleo, señaló al respecto: “Toda la región está movilizada para impedir la metástasis”. Y el analista, autor y catedrático, Miguel Ángel Martínez Meucci, escribió en su cuenta de Twitter: “Lo que quiere decir, entre otras cosas, que a los Estados vecinos les convence menos aquello de que ‘los venezolanos resolveremos nuestros propios asuntos'”.

Esa frase, desgastada, a la que hace referencia Martínez Meucci, la blandió el canciller mexicano, Luis Videgaray, cuando Tillerson visitó su país hace unos pocos días. Sin embargo, lo hizo de forma timorata. Solo lo insinuó, pero al mismo tiempo Videgaray aseguró que utilizará todos los mecanismos diplomáticos para “contribuir a restablecer la democracia en Venezuela”. Videgaray también abandonó el proceso de diálogo entre la dictadura y la presunta oposición, cuando el régimen de Maduro decidió adelantar elecciones presidenciales.

Pero en Perú, la respuesta ha sido diferente. Justo antes de partir a su gira, Tillerson volvió a sugerir la intervención militar como una alternativa real para deponer al régimen de Maduro. Esta vez la condena del hemisferio no fue tan amplia como cuando lo dijo Trump en agosto del año pasado. Y ahora la ministra Aijovín dice una verdad: se trata de un problema de la región.

El secretario de Estado habló, durante la rueda de prensa junto a la canciller, de la crisis en Venezuela. Dijo: “Nuestro Gobierno aprecia el liderazgo de Perú en el Grupo de Lima y sus esfuerzos para brindar alguna reconciliación, entre el régimen de Maduro; al exigirle que regrese a la Constitución y permita que la voz de los venezolanos sea escuchada”.

“Tuvimos un buen intercambio de palabras sobre qué podemos hacer juntos para asegurarnos de que a los venezolanos se les otorgue el derecho a elegir y para detener el sufrimiento de los venezolanos”, dijo Rex Tillerson.

 

Por otra parte, la canciller peruana dijo este domingo cuatro de febrero que su país sí envió al régimen tiránico de Maduro una invitación para que acuda a la Cumbre de las Américas.

Durante el 2017 la sociedad civil venezolana demostró su gallardía y firmeza en contra del régimen de Maduro. Sin embargo, toda una ciudadanía desarmada recibió la respuesta de una dictadura violenta y criminal. Al mismo tiempo, factores de la dirigencia, presuntamente opositora, prefirieron apartarse de la ruta que había asumido la sociedad, para plegarse a la agenda electoral de Maduro.

Ahora la amenaza de que la tiranía se solidifique gracias al andamio electoral está latente. Cada vez se hace más urgente la necesidad de que las naciones amigas de la región colaboren con el rescate de una sociedad que hoy se mantiene secuestrada.

Pero se trata, además, de una crisis que afecta terriblemente a las naciones de Latinoamérica y el mundo. El descomunal éxodo, junto a los vicios del chavismo (narcotráfico, terrorismo, mafia), hace urgente la necesidad de cambio en el país.

Comentarios