Diálogo tras bastidores: “oposición” se reúne con chavismo para postergar presidenciales

"Elecciones en mayo y asistencia de la ONU es la propuesta del régimen. AD, UNT, Henri Falcón y Henrique Capriles lo ven con buenos ojos"

6.571
Algunos partidos están dispuesto a participar en el fraude electoral de las presidenciales si se permite la observación internacional y ya. (Twitter)

El diálogo entre la presunta oposición venezolana y la dictadura de Nicolás Maduro continúa. Sí. Aunque hace unas semanas parecía que finalmente se había sellado ese estéril y lamentable episodio; se siguen celebrando reuniones.

De acuerdo con el medio Bloomberg, el excandidato presidencial y exgobernador, Henrique Capriles; el (ex)chavista, exgobernador y jefe del partido Avanzada Progresista, Henri Falcón y “diputados de dos de los partidos más grandes de oposición”, han estado participando en conversaciones con el ministro de información, Jorge Rodríguez; y su hermana, la jefa de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, ambos representantes de la dictadura de Nicolás Maduro desde el pasado viernes 23 de febrero.

Los encuentros se han dado en el Hotel Gran Meliá en Caracas; y son producto de la decisión de las oposiciones (Mesa de la Unidad Democrática, alianza Soy Venezuela y otros dirigentes y movimientos) que decidieron en conjunto no asistir al fraude electoral del próximo 22 de abril.

De acuerdo con Bloomberg, estas nuevas reuniones, que se han intentado mantener en secreto y se producen a espaldas de la sociedad, tienen como objetivo que se postergue la celebración de elecciones, se equilibren los rectores del Consejo Nacional Electoral y se permita la participación de observadores internacionales como condiciones para que la Mesa de la Unidad Democrática ceda y participe en el fraude. En ningún momento se menciona la existencia de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, primer obstáculo que impide la celebración de un proceso libre.

Voluntad Popular, la fuerza política de Leopoldo López, no está de acuerdo. Se lee en el medio estadounidense que los cambios que se proponen “no son suficientes para garantizar elecciones libres y transparentes”.

“Cambiar la fecha por un mes no cambiaría la falta de garantías electorales necesarias”, insiste Voluntad Popular.

Y esto último es fundamental porque, aparentemente, es, de las condiciones exigidas, la que recibe mayor importancia de algunos de los dirigentes de la presunta oposición que están participando en estos encuentros.

Aunque ahora Bloomberg aporta una información oficial; ya desde el sábado 24 de febrero se ha venido escuchando en las redes sobre algunos presuntos encuentros y la posibilidad de una capitulación inaceptable.

“Elecciones en mayo y asistencia de la ONU es la propuesta del régimen. AD, UNT [Un Nuevo Tiempo], Henri Falcón y Henrique Capriles lo ven con buenos ojos. Esperan respuesta de la ONU. Habría primarias para decidir entre Henri y Henry”, escribió ese sábado la periodista venezolana Ibéyise Pacheco.

Al parecer, según la periodista Pacheco, los dirigentes de esa presunta oposición (nuevamente: se está hablando de los partidos Un Nuevo Tiempo, Acción Democrática y Avanzada Progresista, quizá los más rechazados de la Mesa de la Unidad Democrática), estarían dispuestos a participar en el delito de las presidenciales si el régimen cambia la fecha y si permite la participación de un observador internacional —como de hecho ya lo había sugerido la misma dictadura en el acuerdo que no firmó la MUD en República Dominicana, solo que sería una comitiva encabezada por el expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero—.

Por esta razón, Ibéyise Pacheco pregunta: “¿Entonces todo el fraude se reducía a tener un observador internacional? ¿Consideran confiable ese CNE y el resto de la trampa?”.

Se deja a un lado, entonces, muchos otros factores que hacen inaceptable la participación en un proceso que jamás será libre mientras que exista, al menos, la Asamblea Nacional Constituyente y el Consejo Nacional Electoral no sea, como es actualmente, una extensión del Ejecutivo.

El director del la organización no gubernamental Foro Penal, Gonzalo Himiob, reaccionó a los rumores y escribió en su cuenta de Twitter: “El problema de las elecciones no solo está en la fecha y en las condiciones. La falla es de origen y es insubsanable: las elecciones fueron convocadas por la ANC [Asamblea Nacional Constituyente], que no fue instalada de manera legítima y además no tiene competencia en materia electoral”.

Aún los calabozos en Venezuela están llenos de presos políticos. Muchos dirigentes, que ciertamente gozan de un respaldo mayor al de los que se pretenden postular, se encuentran inhabilitados. Impera una terrible crisis humanitaria. Y ello, junto a la existencia del armatoste ilegal de la ANC y la parcialidad del Consejo Nacional Electoral, son elementos que deberían sugerir claramente cuál debe ser la postura ante las fraudulentas elecciones que Maduro ha convocado y que han sido rechazadas por gran parte de la comunidad internacional.

Por último, es importante destacar que, aunque Henri Falcón es uno de los que hoy se sienta con el régimen para supuestamente conseguir alguna que otra dádiva, ya inscribió su candidatura para participar en los falsos comicios del 22 de abril. Las condiciones, evidentemente, no le interesan.

Comentarios