Tragedia en Venezuela: al menos 68 muertos por motín en cárcel

Una tragedia carcelaria solo superable por la denominada Masacre de Sabaneta de 1994, cuando murieron 108 reos

5.925
Hasta ahora, se trata de la segunda peor tragedia carcelaria de la historia de Venezuela. (Herbelizeth)

Se trataría de una de las mayores tragedias carcelarias en la historia contemporánea de Venezuela. El pronunciamiento oficial tardó, pero a las once de la noche el ilegítimo fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, confirmó que al menos 68 personas habían muerto en la Comandancia General de la Policía de Carabobo, a 130 km de Caracas.

Temprano, empezó a circular la información sobre un presunto “motín” en la sede de Policarabobo en Navas Espinola, Valencia. “Se registró un motín en los calabozos de la Comandancia General (…) dejando dos funcionarios heridos y cinco presos muertos”, escribió en la mañana el periodista Andrews Abreu.

De las fotografías del incidente se podía notar una intensa humareda. Luego se confirmó que el sitio había ardido en llamas. “Primeras partes atribuyen el incendio en celdas de la comandancia a un conflicto entre detenidos. Hubo dos custodios heridos al intentar calmarlo. Después, perdieron el control”, escribió en su Twitter el periodista y miembro del Observatorio Venezolano del Crimen Organizado, Javier Ignacio Mayorca.

Los familiares de los detenidos acudieron a la Comandancia General para exigir respuestas. Querían saber quiénes habían muerto y por qué. Pedían lo natural; lo que debería ser: explicaciones. La dictadura respondió con represión.

A lo largo de la tarde empezó a circular información extraoficial. Las cifras eran aterradores: entre 60 y 80 muertos. Aunado a ello, aparecían imágenes de presos calcinados.

Una de las que reaccionó a la tragedia fue la legítima fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz. En su cuenta de Twitter escribió: “Muy grave lo que está ocurriendo con los privados de libertad en la Comandancia de la Policía de Carabobo. El Gobierno de Venezuela desmontó el Estado para controlar y manipular información oficial de violaciones de DDHH. Los familiares de las víctimas merecen la verdad”.

De las decenas de muertos responsabilizaron, primero, al dictador, Nicolás Maduro; también a la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela; y al gobernador del estado Carabobo, Rafael Lacava. Este último esperó más de doce horas para pronunciarse.

“Gran consternación por los hechos de Navas Spinola hoy. Se ha iniciado una investigación seria y profunda para dar con las causas y los responsables de estos lamentables sucesos. Estamos al lado de familiares en su dolor y necesidades”, dijo Lacava.

De acuerdo con el periodista Román Camacho, el motín inició en la madrugada de este 28 de marzo. Unos presos provocaron un incendio que se salió de control. No se sabe bien si todas las muertes son resultado del incendio. Algunas de las informaciones aseguran que entre los que murieron también hay funcionarios de la policía.

Hasta ahora se sabe que son, al menos 68 muertos. Lo dijo el fiscal ilegítimo, William Saab, a las 11 de la noche: “El Ministerio Público informa a la opinión pública que ante los terribles hechos acontecidos en la Comandancia de la Policía del Estado Carabobo, donde por un presunto incendio fallecieron 68 personas; hemos designado 4 fiscales para esclarecer estos dramáticos hechos”.

Se trataría, por ahora, de una de las más atroces tragedias carcelarias de los últimos años —y una de las peores tragedias o masacres, en general—. Se suma a la masacre de Catia de 1992, donde murieron 63; a la de Uribana, en 2013, con 61 muertos; y en 2014, 33; a la de Amazonas de 2017, donde murieron 38. Y esta, solo superable por la denominada Masacre de Sabaneta de 1994, cuando 108 presos murieron calcinados.

Comentarios