TSJ legítimo suspende a Maduro y exhorta a Parlamento iniciar transición

Se estaría dando el inicio de esa «transición» que muchas voces venezolanas han exigido

1.317
Magistrados legítimos del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, reunidos en Perú. (Twitter)

La ofensiva institucional en contra del dictador Nicolás Maduro, aumenta.

Ya la Asamblea Nacional de Venezuela aprobó el pasado 17 de abril el juicio contra el líder chavista. Ahora el Tribunal Supremo de Justicia, luego de recibir la autorización del Congreso, ordenó la continuidad del proceso: se suspendió a Maduro del cargo de la presidencia y se exhortó a la Asamblea a resolver su ausencia.

“Este Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio del irrenunciable mandato a él dirigido de garantizar la supremacía y efectividad de las normas y principios constitucionales (…) declara la suspensión de Nicolás Maduro como presidente de la República y su inhabilitación para el ejercicio de cualquier otro cargo de la función pública”, se lee en el documento de la máxima corte.

El texto señala todos los pasos que se han seguido para llegar al punto de declarar la suspensión de Maduro: el proceso inició cuando la fiscal legítima de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, solicitó el antejuicio de mérito. La Sala Plena recibió la “querella” y el 9 de abril se dictó una sentencia declarando que “hay mérito suficiente para enjuiciar a Nicolás Maduro”.

En ese momento se envió el documento a la Asamblea Nacional para la autorización “o no de la continuidad del enjuiciamiento”. Asimismo, “se ordenó notificar a INTERPOL para que incluya a Maduro entre las personas con alerta roja internacional”.

El Parlamento autorizó y ahora la corte reaccionó. Pero quizá, más importante que la suspensión de Nicolás Maduro, es la parte del documento en el que el Tribunal Supremo de Justicia legítimo hace referencia a la “transición constitucional”.

“En consecuencia (…) [se] exhorta a la Asamblea Nacional a iniciar el procedimiento que permita la transición constitucional de la presidencia de la República, de conformidad con los artículos 233 y 234 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Es decir, se estaría dando inicio a esa «transición» que muchas voces han exigido. Es el rescate del plebiscito del 16 de julio del año pasado, cuando más de siete millones de venezolanos respaldaron la decisión de impulsar el cambio y la renovación de los Poderes en Venezuela.

Nuevamente el Tribunal Supremo de Justicia deja una tarea sustancial en manos de la Asamblea Nacional de Venezuela. Hace varias semanas, con la votación sobre si se continuaba o no el juicio contra Maduro, los diputados cumplieron. Ahora quedará por ver si están dispuestos a asumir su deber y, por lo tanto, suplir la ausencia que queda tras la suspensión del dictador.

 

TSJ en El Exilio Declara La Suspension de Maduro Como Presidente de Venezuela by Diario Las Américas on Scribd

 

Luego de conocerse la decisión de la máxima Corte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, dijo: “Reconocemos la inhabilitación y suspensión de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela”. Uno de los funcionarios internacionales más importantes estaría asumiendo, entonces, que Maduro ya no es presidente de Venezuela.

Asimismo, sobre el texto del Tribunal, la dirigente María Corina Machado escribió en su cuenta de Twitter: “Maduro queda suspendido e inhabilitado. Está claro: el problema no es la fecha de las elecciones; es que no son elecciones y Maduro no puede ser candidato”.

Y su fuerza política, Vente Venezuela, reaccionó publicando un documento en el que respalda al Tribunal: “Esta decisión del máximo tribunal legítimo ratifica que Maduro no puede ser candidato a ninguna elección; porque, además, el proceso de este 20 de mayo no es una elección”.

“Con este acto judicial se da por inicio el juicio final a Maduro y corresponde entonces a la Asamblea Nacional iniciar los trámites para ocupar ese vacío y avanzar en la restitución del orden democrático del país”, se lee en el comunicado de Vente Venezuela.

Comentarios