Fiscal venezolana: “No votar es un acto de rebeldía”

"El miedo de Maduro es que el domingo los ciudadanos dejen las calles desoladas y los centros electorales vacíos"

386
La fiscal legítima de Venezuela pidió a los venezolanos no acudir a convalidar el crimen de Nicolás Maduro. (Archivo)

La legítima fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, asumió, a dos días del fraude electoral chavista, una postura frente a la disyuntiva de participar o no participar en el delito. La hizo pública. Dijo en un video publicado en su cuenta de Twitter que lo razonable es apartarse del proceso.

“En mi condición de fiscal general de Venezuela, garante de la Constitución y las leyes, ante la inminente estafa electoral que se ejecutará este 20 de mayo (…) [digo:] el voto en Venezuela es un derecho y la decisión de no ejercerlo, también”, dijo.

“No votar no es un delito. Es una poderosa postura política. Nadie puede obligar a ningún ciudadano a convalidar la farsa electoral que ha convocado el Gobierno, en la que participa un candidato cuya nacionalidad es incierta y está inhabilitado”, continuó la fiscal.

Recordó, además, que importantes naciones del mundo civilizado han decidido no reconocer, ni el proceso electoral, ni cualquier resultado que derive de este. Se refiere a Estados Unidos, los miembros del Grupo de Lima —13 importantes países de América— y la Unión Europea.

“El dictador Maduro está en ruina y ha convertido a Venezuela en un campo de exterminio plagado de miseria”, dijo. Luego, pidió a los venezolanos que demostrasen al mundo que “en Venezuela no hay democracia”.

“El miedo de Maduro es que el domingo los ciudadanos dejen las calles desoladas y los centros electorales vacíos. La decisión de no votar es un acto valiente de rebeldía. Convalidar la farsa con tu voto enviaría un mensaje errónea a la comunidad internacional: que los venezolanos viven en democracia y que confían en sus instituciones”, dijo, tajante, Luisa Ortega Díaz.

La fiscal, por último, pidió a la dirigencia de la oposición venezolana que asuma la responsabilidad de capitanear a la sociedad que disiente, tanto del falso proceso electoral como de Nicolás Maduro.

“No se pueden desanimar por un resultado que está decidido. Al contrario, el fraude electoral debe llenarnos de energía y valentía, y mucha fuerza para exigir la salida de un Gobierno que está agonizando”, concluyó.

Su mensaje es claro y se enmarca en la postura asumida por la comunidad internacional y por la mayor parte de la dirigencia opositora en Venezuela.

Este domingo que las calles queden vacías

Esa misma dirigencia ha pedido, como acto político, que la sociedad no participe en la farsa y que, ni siquiera, salga a la calle ese día.

La coordinadora de Soy Venezuela y secretaria del movimiento Vente Venezuela, María Corina Machado, habló en nombre de ambas fuerzas políticas para plantear la agenda del 20 de mayo.

“[Este domingo] desobedece al dictador y quédate en tu casa (…) Aquí no hay puntos medios ni indiferencia; o estás del lado del crimen o estás del lado de la justicia. O estás del lado del mal o estás del lado del bien. Si estás del lado de los opresores o del lado de la sociedad oprimida”, dijo en una rueda de prensa este viernes 18 de mayo.

El analista, historiador y exalcalde alemnán, Georg Eickhoff, precisó en su cuenta de Twitter que esa decisión es la racional. Se trata de no salir de la casa, aunque los deberes religiosos intenten imponerse.

“Los venezolanos católicos muy bien pueden atender la misa de la víspera el sábado 19 o recuperar la misa dominical perdida en un día de semana posterior. Este domingo 20 de mayo, en Venezuela, es de Dios no salir de su casa”, escribió.

Comentarios