Con nuevas sanciones, Trump asesta duro golpe a tiranía chavista

Maduro ha encontrado un peligroso enemigo dispuesto a impedir el financiamiento de su régimen

2.264
La orden ejecutiva del presidente de Estados Unidos prohíbe a Venezuela la capacidad de liquidar activos y a otros, adquirir parte de la deuda. (Wikimedia)

Estados Unidos reaccionó con una orden ejecutiva a la celebración de un fraudulento proceso electoral en Venezuela este domingo 20 de mayo. La firmó esta tarde el presidente Donald Trump y constituye un golpe decisivo a la tiranía chavista y a sus mecanismos de financiamiento.

“Por la autoridad que me corresponde como presidente por la Constitución y las leyes de Estados Unidos de Américas (…) a la luz de los recientes actividades del régimen de Maduro, incluyendo la mala administración y la corrupción pública a expensas de los venezolanos y su prosperidad, y la puesta en marcha de represión política; el intento de minar el orden democrático al llevar a cabo elecciones apresuradas que no son justas ni libres”, se lee en el primer párrafo del documento.

A raíz de ello, se anuncia: prohibida la compra de cualquier deuda que se le deba al régimen de Venezuela y/o a la estatal petrolera PDVSA; cualquier transacción relacionada con la deuda que se le deba al régimen de Venezuela y/o a la estatal petrolera, que se pueda otorgar como garantía a partir de hoy. Por último, se prohíbe la venta, transferencia, adjudicación y asignación como garantía por el Gobierno de Venezuela de cualquier participación accionaria en cualquier entidad en la que el Gobierno tenga 50 % o más de participación.

En síntesis, se limita ampliamente la venta de deuda y activos públicos en territorio estadounidense. Según se lee en una nota de la agencia EFE, “altos funcionarios del Gobierno de Trump explicaron que estas acciones pretenden impedir que Maduro venda activos públicos venezolanos a cambio de sobornos”.

Al respecto, el senador republicano Marco Rubio, también dijo: “Maduro está muy equivocado si cree que las elecciones falsas aliviarán las sanciones. Trump acaba de imponer nuevas sanciones que restringen la capacidad del régimen para ganar comisiones a través de la venta de activos del estado y que prohíben comprar cualquier deuda con el Gobierno de Venezuela, incluidas las deudas de PDVSA”.

Sobre la ofensiva, el abogado, catedrático y visiting fellow en Harvard, José Ignacio Hernández, dijo: “El alcance de las nuevas sanciones de Estados Unidos no es muy claro, pero parece abarcar dos supuestos: i) cesiones de deuda, incluyendo facturas emitidas por PDVSA y (ii) venta de activos del Gobierno. Esto restringe la posibilidad del Gobierno de vender sus activos”.

Advertencia a Rusia y China

La orden ejecutiva coincidió con una conversación entre el presidente Donald Trump y autoridades de Rusia y China, según informó Reuters. La conversación se enfocó en advertir a los regímenes de ambos países orientales que “cualquier financiamiento a Venezuela no será reconocido en el sistema financiera estadounidense”, según dijo el abogado especialista en derecho internacional y relaciones internacionales, Mariano de Alba, quien agregó que el sistema estadounidense “es probablemente el más importante del mundo”.

Esta conversación podría ser, quizá, lo más importante del día en torno a la recientes acciones del Gobierno de Trump ante las falsas elecciones chavistas. El presidente de Estados Unidos se dirigió esta vez a los mayores aliados de Venezuela. Entiende bien con quién habría que negociar. China y Rusia son quienes sostienen económicamente al régimen de Nicolás Maduro.

Son golpes que complican sobradamente las capacidades financiaras del régimen de Nicolás Maduro. Un sistema que se erigió sobre inmensas entradas de dinero, hoy ha encontrado un duro enemigo dispuesto a cortar toda posibilidad de financiamiento. Se dificulta la posibilidad de maniobra de PDVSA, y se limitan los negocios de la dictadura.

Comentarios