Fiscal venezolana propone amnistiar a quienes colaboren con salida de Maduro

"Acompañen a su pueblo", dijo Luisa Ortega Díaz a los militares venezolanos

749
La fiscal considera que se le deben brindar las condiciones necesarias para que los pocos elementos que apoyan a Maduro, se quiebren. (Archivo)

En un mensaje publicado en sus redes sociales, la legítima fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, informó que propondrá a la Asamblea Nacional de Venezuela amnistiar a civiles y militares, ahora miembros fundamentales del régimen, que colaboren con la restitución del sistema democrático.

“En este momento en la cúpula gobernante de Venezuela no se habla de otra cosa, sino de la inminente caída del tirano Nicolás Maduro. Los jerarcas buscan desesperadamente interlocutores internacionales para gestionar pactos”, dice la fiscal general legítima.

“Pero mientras esto sucede, los venezolanos siguen viviendo la miseria (…) Constituye una obligación histórica de las instituciones legítimas crear las condiciones necesarias para que ocurra el quiebre definitivo de la tiranía”, agrega, de forma tajante. Esto último es, sin duda, fundamental.

Luego, informó su siguiente paso: “Enviaré a la Asamblea Nacional un Proyecto de Ley de Amnistía a civiles, policías y militares que hayan ejecutado o ejecuten actos para el restablecimiento de la democracia de Venezuela”.

Luisa Ortega Díaz señala que la ley iniciaría una vez derogado el sistema totalitario de Nicolás Maduro. Insiste en que el mensaje va dirigido a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana: “Acompañen a su pueblo”.

“Es hora de rescatar el heroísmo y el honor histórico de nuestros militares”, espeta Luisa Ortega Díaz.

El mensaje de la fiscal general es una clara invitación a los miembros del mundo castrense. Insinúa que lo sensato sería un alzamiento que derive en la salida de Nicolás Maduro. Sin embargo, también se podría suponer que está dirigido igualmente a quienes forman parte de la cúpula del régimen dictatorial.

Entonces, habría indulgencia con el chavista, antes miembro fundamental del sistema violador de derechos humanos, que colabore con la caía de Nicolás Maduro. Quizá que aporte información fundamental, que se pronuncie o aparte del sistema. Es, al final, lo necesario.

En un artículo publicado en el diario 2001, la dirigente venezolana, María Corina Machado, señala cuáles son los únicos elementos que, según ella, aún sostienen al régimen.

Concluye en que “a Maduro solo le queda el respaldo de la vergonzosa tutela cubana, de la delincuencia organizada —incluyendo aquí a una fracción muy reducida de la Fuerza Armada Nacional— y de los cómplices que se disfrazan ‘de oposición'”.

Con que alguna parte colabore activamente con el quiebre, sería suficiente. Y de ser así, y de aprobarse el proyecto de Luisa Ortega Díaz, recibiría la recompensa de la amnistía.

No obstante, la medida ha recibido pocas críticas. Algunos en la red social preguntaron, con ironía, sobre si ella, la fiscal general, sería la primera favorecida por la Ley que propone. Recuerda que por mucho Luisa Ortega Díaz fue parte esencial de la dictadura de Maduro y de Chávez. Responsable, también de crímenes contra la humanidad —como la prisión de Leopoldo López y de otros disidentes—.

Luisa Ortega Díaz se ha disculpado por sus «errores» del pasado y ha asegurado que en muchas ocasiones actuó por coacción. Aunque lo fundamental acá es que, desde que se apartó de la dictadura, en marzo del 2017, la fiscal ha emprendido ofensivas letales contra la dictadura chavista, como llevar un informe de crímenes de lesa humanidad a la Corte Penal Internacional; denunciar la trama de corrupción de Odebrecht y la ruptura del hilo constitucional en Venezuela.

Con respecto a la propuesta que hizo este 4 de junio, el periodista Alberto Rodríguez realizó una encuesta en Twitter. De 3.241 votos (a las siete de la noche de este lunes), 74% manifestaba su apoyo a la fiscal general.

Comentarios