Europa sancionará a 11 individuos más por falsas elecciones en Venezuela

De las 28 naciones, ninguna se opuso a hacer responsables a quienes orquestaron la gran estafa electoral del 20 de mayo. Fue una decisión unánime

1.221
Federica Mogherini, máxima representante de la diplomacia europea, ha sido firme en contra del régimen de Maduro. (Wikimedia)

Según informó el medio AFP, la Unión Europea se abalanzará contra los principales responsables de la farsa electoral del pasado 20 de mayo en Venezuela. Una estafa que derivó en la ilegítimo reelección de Nicolás Maduro como presidente del país.

Nada de ello vale, por supuesto. Maduro es un dictador. Es ilegítimo. Y esto lo entiende bien Europa. Por eso es que este “miércoles dio luz verde a nuevas sanciones contra responsables venezolanos, acordadas tras la celebración de la última elección presidencial”.

Se trata de una decisión “que deben confirmar formalmente los cancilleres europeos el lunes”, según se lee en AFP.

De las 28 naciones, ninguna se opuso a hacer responsables a quienes orquestaron la gran estafa electoral del 20 de mayo. Fue una decisión unánime. Los representantes de los países europeos votaron en Bruselas y acordaron imponer las sanciones que se centrarán principalmente a todos los “actores vinculados a la organización” de las presidenciales.

“Una fuente diplomática europea explicó recientemente que el nuevo paquete de sanciones consiste en añadir 11 nuevos nombres a la lista de personas a las que se les prohíbe viajar a la Unión Europea y a las que se le congelan los activos en el bloque”, aclara el medio.

Este último es fundamental porque en la farsa electoral también hubo participación de supuestos representantes de la oposición. Por ejemplo, el (ex)chavista Henri Falcón fue el principal «contrincante» de Maduro en la pantomima; y pudiera estar incluido en el nuevo paquete de sanciones.

También se podría especular que Javier Bertucci, el otro candidato, asumiría parte de la responsabilidad. Asimismo, las rectoras del Consejo Nacional Electoral y, quizá, miembros del ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia.

Inmediatamente después de ejecutar el fraude de mayo, los cancilleres del viejo continente acordaron reaccionar velozmente con fracciones, ya que consideraban que los resultados “carecían de credibilidad”. Pidieron que aún son necesarias elecciones libres en Venezuela.

Asimismo, “en enero, los europeos sancionaron a siete personas por menoscabar, a juicio de la Unión Europea, la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos en este país latinoamericano (…) Entre los sancionados entonces figura la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, y el número dos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello”.

Esta nueva ofensiva se sumaría a la ya asumida por varios países occidentales en contra del régimen de Nicolás Maduro. Está el Grupo de Lima, la Organización de Estados Americanos y, en primera fila, va el Gobierno de Estados Unidos, cuya retórica hacia Venezuela ha sido decididamente hostil.

Son acciones enfocadas en generar la presión necesario para lograr una transición en Venezuela hacia la democracia. Aunque lo fundamental es que el tiempo de las naciones libres no es el de los venezolanos.

Comentarios