EEUU anuncia que destinará USD $10 millones más a migrantes venezolanos

"El colapso de Venezuela está provocando una crisis humanitaria. La propagación del hambre, la negación de los servicios básicos. Esto ha generado el mayor éxodo de la historia de nuestro hemisferio"

376
Pence volvió a demostrar el compromiso de la administración republicana con el retorno a la democracia en Venezuela. (VP)

Como muestra indiscutible del compromiso de la administración de Donald Trump con el cambio de régimen en Venezuela, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, visitó Brasil para discutir la crisis del país suramericano regido por el chavismo y tantear las estrategias para ejercer la presión que termine restaurando la democracia. Además, hizo un anuncio sobre los migrantes venezolanos, que se han convertido en parte elemental de la mayor crisis humanitaria de la región.

“Reunión bilateral hoy con el presidente Michel Temer de Brasil. Discutimos la gran amistad entre nuestros países: intercambio, migración, seguridad y oportunidades. También nos comprometimos en presionar al régimen de Maduro con el fin de que regrese la democracia a Venezuela”, dijo el vicepresidente.

Luego, anunció: “Hoy me satisface decir que Estados Unidos destinará un apoyo adicional de USD $10 millones a los migrantes venezolanos —de los cuales, USD $1,2 millones irán directamente a Brasil por su compromiso con esta crisis”.

“El colapso de Venezuela está provocando una crisis humanitaria. La propagación del hambre, la negación de los servicios básicos. Esto ha generado el mayor éxodo de la historia de nuestro hemisferio. Más de dos millones venezolanos han abandonado su país”, dijo en sus declaraciones en Brasil.

Asimismo, Mike Pence informó que el día de mañana, miércoles 27 de junio, visitará junto a su esposa “a los venezolanos en refugios para palpar la crisis. A Estados Unidos le enorgullece apoyar” económicamente a los países que reciben a los migrantes.

“Estados Unidos continuará de pie con la gente buena de Venezuela. Venezuela merece algo mejor”, espetó el vicepresidente.

Antes de esta visita a Brasil, la última gran intervención de Pence sobre el caso de Venezuela, fue en la Organización de Estados Americanos a principios de mayo de este año. Sin embargo, ya antes el vicepresidente había dejado clara la postura de Estados Unidos ante la tiranía de Nicolás Maduro.

Son acciones que reafirman el compromiso de la administración republicana con acabar el grave problema de la región que está derivando en una terrible crisis humanitaria. En agosto del año pasado, Pence realizó una gira por Latinoamérica con el fin de discutir la actitud de cada país ante la dictadura chavista.

Otro que estuvo en una gira fue el exsecretario de Estado, Rex Tillerson, quien en febrero de este año también visitó varios países de la región, esgrimiendo como estandarte principal la premisa de que “el régimen de Maduro debe rendir cuentas”.

Comentarios