Venezuela: nuevo alzamiento de presos políticos y comunes en sede del SEBIN

Esta vez los detenidos reventaron las celdas para denunciar aislamiento y tratos crueles

317
El Helicoide, centro de torturas de la dictadura y sede del SEBIN. (Archivo)

Es la segunda vez que ocurre en un año. Y la primera fue inédita. Los presos políticos se unieron a los presos comunes y se alzaron en la sede de la policía política del régimen, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (o SEBIN), que queda en el edificio denominado El Helicoide, al oeste de Caracas.

La información fue reseñada por varios periodistas. El especialista en criminalística y miembro del Observatorio Venezolano del Crimen Organizado, Javier Ignacio Mayorca, escribió: “Situación irregular en el SEBIN Helicoide. Los detenidos reclaman por malos tratos, ausencia de alimentos y retardo procesal”.

El periodista Daniel Blanco, agregó al respecto: “Volvieron a alzarse los presos políticos de los calabozos de El Helicoide. Esta vez reventaron las celdas para denunciar aislamiento y tratos crueles. También están protestando los reos comunes para exigir traslados a otros penales”.

El primero de junio de este año, el régimen de Nicolás Maduro liberó a un grupo importante de presos políticos (o rehenes). Luego, liberó a otro grupo. Fueron varias tandas que demostraron que los presos estaban secuestrados. No obstante, aún varios se mantienen tras las rejas. Y uno de los más conocidos es el joven Lorent Saleh, quien fue entregado por el Gobierno de Juan Manuel Santos a la dictadura en septiembre de 2014. Saleh ha sido brutalmente torturado y hoy se encuentra en El Helicoide.

Los presos políticos se rebelan ahora. Y también los comunes. Denuncian maltratos, torturas y aislamiento. También, vicios en sus procesos penales.

“Me llega información de que presos en el SEBIN del Helicoide, con 55 días incomunicados, está protestando y han empujado rejas abriéndose paso hasta casi la sala de visita. Protestan por violaciones a sus derechos humanos, ya que los mantienen aislados de abogados y familias”, escribió en su cuenta de Twitter la abogada, defensora de los derechos humanos y directora del Casta Institute, Tamara Suju.

El 17 de mayo de este año, los presos también se alzaron. Fue antes de que el régimen decidiera soltar a varios secuestrados. En esa oportunidad, aún estaban tras las rejas el general Ángel Vivas; el alcalde y dirigente de Voluntad Popular, Daniel Ceballos; el dirigente Vilca Fernández, y el estadounidense Joshua Holt.

En ese momento el terror por una masacre se difundió por el país. Muchos alertaron que el régimen respondería a la sublevación de forma implacable. En parte, lo hizo. Atacaron a los rebeldes con bombas lacrimógenas y acoso. Pero aquello trascendió en la liberación que se dio unas semanas después.

Ahora, frente al nuevo alzamiento, existe la inquietud que el régimen también sea implacable. Según reporta el periodista Luis Gonzalo Pérez, “brigada antimotín de la Guardia Nacional Bolivariana, en alrededores 20 motos con parrilleros, esperan ingreso al SEBIN”.

 

Comentarios