Venezuela en desobediencia: protestas diarias contra Maduro en todo el país

Es un país en ebullición. La muestra clara de que la permanencia del régimen no es viable

1.853
Es una situación inaguantable. El país entero desobedece. (Twitter)

El país amaneció desobedeciendo. Hoy, ayer y anteayer. Lleva días así. Indómito. Es la muestra más clara de que la dominación es insostenible para el régimen de Nicolás Maduro.

Hace unos días, imágenes que meses atrás fueran inconcebibles, se difundieron activamente por las redes: los habitantes de edificios de Misión Vivienda en el oeste de Caracas (gente favorecida por el régimen con apartamentos; es decir, los supuestos chavistas chavistas) salieron a protestar por la falta de servicios básicos y por la crisis general que padecen.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

«Con sinceridad: sí fracasó el proyecto revolucionario. Primero, a Maduro se le escapó todo de las manos. Se le escapó la electricidad, la economía y la educación. Todo ha fracasado totalmente. No hay luz ni agua ni pasaje. Todo el mundo roba. Esto es un desastre. Así que, presidente Maduro, póngase las pilas. El pueblo está hablando», dijo un residente de un Misión Vivienda al medio NTN24.

También, otro emplazó al dictador: «Hay niños que tienen hambre, que no han comido. Que tienen dos días sin comer. No podemos esperar. Necesitamos que nos apoyen hoy (…) el pueblo se va a alzar».

El residente de los armatostes edificados por el Estado, recordó que aún mantiene simpatía por el expresidente Hugo Chávez. Se dice chavista; pero no dispuesto a seguir alcahueteando la desidia.

«Esta es la Gran Misión Vivienda. Estamos afectados. No tenemos agua, no tenemos luz ni teléfono ni comunicación. Estamos aislados. Tuvimos que salir a protestar para que ustedes [los medios] pudieran estar aquí», reclamó otro vecino de la zona.

Son expresiones que se suman a otras miles. Según reportó el periodista Gabriel Bastidas, ese primero de agosto hubo en Caracas «al menos 8 protestas». Y en el resto del país, también hubo. En pueblos y caseríos, casi siempre marginados.

Es un país en ebullición. Este tres de agosto, Caracas aclaró colapsada. Una manifestación de transportistas, pautada para hoy, se concretó y superó las expectativas. Fue una expresión tajante en contra de las pretensiones de imponer el control de la gasolina a través de la afiliación al «carnet de la patria».

«Tenemos meses sin recibir una batería. Estamos usando 25 carros con una sola batería. ¿Hasta cuándo tantas mesas, tanto censo? Hemos hecho cinco censos. Nosotros en Caracas no nos vamos a censar (…) Este es un caos y este caos lo provocaron ustedes [el régimen]», dijo un transportista durante las protestas.

(Twitter)

También, en el estado Zulia hubo manifestaciones. Médicos, enfermeras y personal de hospitales de la entidad, se alzaron. Acudieron a la principal vía de acceso al estado, el Puente sobre el Lago de Maracaibo, y lo trancaron.

«Hoy por hoy el personal se encuentra en resistencia. Porque la respuesta que tenemos es el deterioro de nuestras instalaciones, de las condiciones en las que trabajamos. Vemos cómo nuestras mujeres embarazadas ni tienen quién las atienda. Tienen que parir en las aceras de los centros de salud, porque están colapsados», dijo al medio VPI la presidenta del Colegio de Enfermeros, Jania Salazar.

«Con 38 días de protesta en la calle, nosotros vamos a seguir gritando. Porque somos la voz de ese paciente que pide que lo atiendan. Esto se tiene que solucionar. Tienen que mejorar los sueldos de nuestros trabajadores», agregó Salazar.

Es una situación inaguantable. El país desobedece. Se levanta el campesino de los llanos y el pescador en Río Chico. Los trabajadores de Valencia y los de Lara. En Maracay, San Cristobal y en el oeste de Caracas, cada día se registra alguna expresión de rechazo al régimen.

El país colapsa y colapsa Maduro

Con respecto a las protestas de transportistas de este 3 de agosto en Caracas, la líder de la oposición venezolana, María Corina Machado, dijo en sus redes sociales: «Entendamos lo que esto significa: por primera vez en Venezuela la protesta de los transportistas no es por la tarifa de pasaje, cauchos baratos o financiamiento de unidades. Esta protesta de todos los bloques de Caracas unidos, es por su derecho a la propiedad, al trabajo a la dignidad».

Asimismo, en entrevista con la periodista Patricia Poleo en su programa, Agárrate, Machado dijo: «Venezuela está en efervescencia. Se saben de diez, veinte, treinta o cincuenta protestas al día. Son muchísimas más. Hace un ratito eran los habitantes de la Misión Vivienda en La Paz; y esto es muy revelador».

«Te lo digo: es realmente dantesco. Pero además, es una escalada. La Venezuela de la semana pasada no es la de ayer. Y la de ayer no es la de hoy. Es una situación que es absolutamente insoportable y que ha ido contagiando, o envalentonando, a grupos que, por miedo, o porque se sentían sin fuerza, han despertado».

La coordinadora del movimiento Vente Venezuela habló sobre un punto esencial: la relación que existe entre la demanda de los ciudadanos, y el entendimiento de la solución a las exigencias. Todo, dice Machado, debe pasar por la salida de Nicolás Maduro.

«El país se ha ido paralizando y toda la institucionalidad colapsa. Y con este colapso, colapsa el régimen. Ahora, hay un riesgo real, y es todo el daño que esta gente está dispuesta a hacer: llevarse todo por delante para ganar un día más. Otro día más. Porque es la lógica del delincuente», espetó María Corina Machado.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento