Letal derrota para la izquierda: gana Bolsonaro en Brasil y va seguro a segunda vuelta

Ahora Maduro está entre Duque y Bolsonaro como vecinos. Y con el presidente Donald Trump al norte

3.404
El triunfo de Bolsonaro son malas noticias para el régimen de Nicolás Maduro y los representantes del castrismo en la región. (Wikimedia)

El candidato del Partido Social Liberal para las elecciones presidenciales de Brasil, el de derecha Jair Bolsonaro, se alzó, de forma abrumadora, en los comicios de este 7 de octubre. Estruendosa derrota, al mismo tiempo, para la izquierda representada en Fernando Haddad, miembro del Partido de los Trabajadores, vástago del chavismo regional.

De acuerdo con el escrutinio en vivo del Tribunal Superior Eleitoral, con 86% de los votos, el del Partido Social Liberal lleva la delantera con 47,6% de los votos. Le sigue Haddad, con 27,2%. De tercer lugar el del Partido Democrático del Trabajador, Ciro Gomes. Le siguen Geraldo Alckmin, Joao Amoedo y Henrique Meirelles, con 5%, 2,7% y 1,2%, respectivamente. Otros siete candidatos, con menos del 1%, quedaron rezagados.

Aunque Bolsonaro no logró obtener el 51% que le garantizaría la presidencia en primera vuelta, obtiene un resultado que le asegura un segundo encuentro cómodo. Solo amenazado por la irrupción de un evento imprevisto.

Se trata de un revés letal para el gran apóstol de la izquierda castrista en Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien, gracias a la imposición del Estado de Derecho, no pudo continuar con su candidatura en estas elecciones. En cambio, designó a Fernando Haddad como el heredero de su franquicia. Pero fracasó. Y Haddad hoy, siete de octubre, se ve débil ante un panorama trágico para la izquierda en el país.

No obstante, con Bolsonaro también llega la inquietud por el autoritarismo, intrínseco a las mañas de los militares. Y también está ese rechazo natural a sus posturas conservadoras, que se convierten en amenazas a varias libertades individuales.

El del Partido Social Liberal habla de un país beneficiado por la economía del mercado y de la supresión total de manías izquierdistas —o socialistas—. Sin embargo, su discurso se centra, también, en el fortalecimiento de la familia y de los valores.

Ahora, con la inminente victoria del de derecha, Nicolás Maduro y otros alfiles del castrismo en la región enfrentan un entorno más hostil y complicado. En el caso del tirano venezolano, se trata de la aparición de un nuevo y mortal enemigo.

Bolsonaro es quien conviene a los venezolanos. Haddad es un vástago del chavismo regional. Quizá el de derecha no es un amigo de la libertad; pero, ante mayores amenazas, que garantizan la difusión de la muerte y la miseria, el debate no se cebe centrar en ello.

Ahora Maduro está entre Duque y Bolsonaro como vecinos. Y con el presidente Donald Trump al norte.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento