Se «suicida» concejal venezolano secuestrado por la dictadura

Así funcionan las dictaduras. Desaparecen ciudadanos. Inventan suicidios. Distorsionan la realidad.

6.576
El concejal supuestamente se suicidó. Pero nadie lo cree. Lo llaman asesinato. (Fernando Albán)

Es aterrador. Pero así funcionan las dictaduras. Y lo informó el mismo fiscal general (usurpador) Tareck William Saab: supuestamente se suicidó el concejal del partido Primero Justicia, Fernando Albán, quien había sido secuestrado tres días antes por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), policía política del régimen.

Según se lee en el diario El Nacional, el fiscal general designado por la ilegal Constituyente dijo que la versión preliminar detalla que, en la sede del SEBIN, Albán solicitó ir al baño y, desde ahí, se lanzó del piso 10 del edificio.

Hace tres días, el cinco de octubre, Albán llegaba a Caracas de Nueva York, donde había estado a propósito de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En el aeropuerto Internacional Simón Bolívar la policía política lo secuestró.

Aunque el fiscal ilegítimo dijo que el de Primero Justicia —partido timoneado por Julio Borges— saltó desde la ventana de un baño, el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, aseguró en su cuenta de Twitter que Albán se había lanzado desde una sala de espera.

«Se tuvo conocimiento del suicidio de Fernando Albán, quien se encontraba detenido en el SEBIN desde el cinco de octubre por la investigación del magnicidio frustrado y estar involucrado en actos desestabilizadores dirigidos desde el exterior (…) En el momento que el detenido iba a ser trasladado al tribunal, encontrándose en la sala de espera del SEBIN, se lanzó por una ventana de las instalaciones cayendo al vacío, ocasionándole la muerte», escribió el ministro Reverol.

Nadie cree, por supuesto. Su partido, Primero Justicia, catalogó la muerte como un asesinato. A través de las redes, compañeros de la fuerza política reaccionaron: «Conocí muy bien al concejal Fernando Albán. Puedo dar fe que sería incapaz de quitarse la vida. Esto es obra del régimen de Nicolás Maduro. Esto es otro nivel. Hoy cruzaron la raya», escribió el también concejal Jesús Armas.

«El Estado es el único responsable de la vida, la integridad física y mental de quienes hoy son presos políticos. La última vez que se vio a Fernando Albán estaba vivo. Ahora anuncian su muerte. Lo que haya pasado por abuso, acción u omisión es culpa del régimen», dijo el diputado Miguel Pizarro.

El diputado de Primero Justicia, José Guerra, precisó:»¿Albán se suicidó? No. Lo mataron en el SEBIN. Conociendo a Fernando, jamás creeré en la versión del suicidio. ¿Lanzarse de un piso 10 en un edificio herméticamente cerrado? ¿No estaba custodiado? ¿No estaba esposado? Mil veces asesinos».

El líder del partido, Julio Borges, dijo que él había estado con Albán en Nueva York. «Mi amigo personal. Estaba conmigo la semana pasada en las Naciones Unidas. Estaba visitando a su familia que estudia en Nueva York. Sus hijos y esposas (…) Es imposible que se suicidara. Era una persona de profunda convicción católica (…) Estamos golpeados, dolidos. Venezuela no puede ser un país de torturadores, de muerte».

Varios expresos políticos dijeron que no es probable que Albán se hubiera suicidado. Que ellos, mientras estaban secuestrados, eran acompañados, en todo momento, por funcionarios del SEBIN.

Por las redes dicen que lo lanzaron. Que lo habían asesinado antes y luego lo transformaron en un suicidio. Muchos especulan. Impera la desconfianza.

Al final todos saben cómo son. Que así funcionan las dictaduras —y eso que esto es algo más perverso—. Desaparecen ciudadanos. Inventan suicidios. Distorsionan la realidad.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.