Virales

Newsletter

Canadá: Evasores fiscales escapan a la “confundida” agencia tributaria

Por: Staff de PanAm Post - Abr 28, 2014, 12:30 pm

EnglishLuego de una iniciativa de tres años para desarrollar una nueva estrategia de combate a la evasión fiscal y a la actividad económica informal, la Agencia de Ingresos de Canadá (AIC) se ha topado con que el problema puede ser mayor de lo que había creído en un primer momento.

Provincias que se encuentran en aprietos económicos como la Columbia Británica y Ontario, han estado presionando a la AIC desde 2010 para endurecer los controles a los negocios en negro, que se estima generan unos ingresos anuales de CAN$35 mil millones.

Un informe de octubre del año pasado a la AIC relataba que “una cantidad de entes involucrados habían sido consultados, todos con opiniones y sugerencias dispares sobre cuál debería ser el foco y dirección de la estrategia, de manera que no se pudo llegar a ningún acuerdo al respecto”.

La AIC audita regularmente los tres sectores de mayor actividad informal: construcción, comercio minorista y servicios alimenticios (incluyendo personal de servicio). Casi 11.000 auditorías del año fiscal anterior que disponían de estadísticas (2011-2012) encontraron más de CAN$300 millones de impuestos impagos.

Las auditorías son costosas, y de acuerdo con el informe de octubre pasado, el mecanismo para detectar la evasión fiscal está defasado y es confuso, plagado de “opiniones diversas”. La tecnología ha dejado atrás a la legislación, como los supresores de impuestos en cajas registradoras (zappers) que han creado otro agujero en la recaudación fiscal. Los tipos de negocios también han evolucionado, y el gobierno ha puesto la mira sobre “servicios de mensajería sin regulación, paramédicos, y choferes que trabajan por contrato para industrias extractivas en la región remota de Peace River en la Columbia Británica”.

Una auditoría de tan solo este sector reveló casi CAN$2 millones de evasión fiscal.

El informe también advierte: “El riesgo de incumplimiento se incrementa si los esfuerzos de acatamiento están direccionadas a la gente equivocada, o si los contribuyentes sienten que no están siendo tratados con respeto”.

Fuente: HuffPost Canada.