Virales

Newsletter

Nicolás Maduro rectifica, y dice que la instalación del sistema biométrico será voluntario

Por: Staff de PanAm Post - Ago 28, 2014, 11:57 am

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, informó este martes que el sistema de captahuellas que el Gobierno quiere instalar en los supermercados e hipermercados del país será “liberador, voluntario e instalado de manera progresiva”.

“Cuando dije que era voluntario, y el compañero Andrés Eloy Méndez (superintendente de precios justos) le dijo a los empresarios de los supermercados privados, que es voluntario, todos dijeron ‘queremos estar”, dijo el jefe de Estado durante un acto en Caracas.

La voluntariedad de la medida anunciada ha generado confusión entre los comerciantes. A pesar de que los supermercados nacionales no se oponen a la medida, sí solicitan que se defina si el sistema debe ser implementado o no.

“Tenemos un poco de inquietud por saber si el carácter voluntario va a ser para los comercios o también para los consumidores (…) Hasta ahora pareciera que el carácter voluntario es de parte de los comercios”, expresó Luis Rodríguez, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Supermercados Autoservicios  y Afines (ANSA).

El uso voluntario de las captahuellas genera confusión entre comerciantes y consumidores.
El uso voluntario de las captahuellas genera confusión entre comerciantes y consumidores. (Notihoy)

Maduro justifica la medida por considerar que que los contrabandistas son quienes adquieren la mayoría de los productos de los supermercados, y generan una amenaza para el consumo de las familias venezolanas. “Nosotros estamos obligados a crear un sistema que garantice la libertad a la familia venezolana y el acceso a los bienes (…) porque con los mecanismos que existen a quienes les están quitando el derecho y la libertad es a los venezolanos”, indicó para explicar la necesidad del sistema biométrico.

A pesar de la confusión sobre la medida la cual al parecer tiene tintes de ser opcional, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democratica (MUD) ha convocado un “cacerolazo” para este jueves en modo de protesta contra la medida ya que la oposición venezolana teme que este sistema imponga el racionamiento de alimentos y ademas culpa la deficiente gestión económica del gobierno y la corrupcion dentro de la administración como causas de la actual de desabastecimiento. 

La popularidad de Maduro ha disminuido en las ultimas encuestas realizadas. Por tanto, se especula que el presidente no esté dispuesto a correr el riesgo político que supondría la aplicación de ciertas medidas, como el incremento del precio de la gasolina o una gran devaluación para unificar el tipo de cambio.

Fuentes: Ultimas Noticias, La Patilla, UniversoCanario.