Virales

Newsletter

Congreso argentino aprueba cambio de jurisdicción del pago de la deuda

Por: Staff de PanAm Post - Sep 11, 2014, 11:05 am

EnglishEn una maniobra para eludir el fallo del juez estadounidense Thomas Griesa, que mantiene bloqueado el pago de US$539 millones a tenedores de bonos de deuda argentina, la Cámara de Diputados sancionó un proyecto que reabre el canje de deuda y cambia de jurisdicción el lugar de pago a los acreedores con bonos en default.

El proyecto, enviado al Congreso por la presidenta Cristina Kirchner, fue aprobado este jueves, en horas de la madrugada, con 134 votos a favor, 99 en contra y cinco abstenciones, luego de 17 horas de un arduo debate.

La iniciativa de reestructuración de deuda propone la designación de Nación Fideicomisos, una entidad dependiente del estatal Banco de la Nación Argentina, como nuevo agente de pago en reemplazo del Bank of New York-Mellon, e insta a los tenedores de bonos a cambiar la jurisdicción estadounidense por la argentina o de otro país, pero fuera del alcance de la justicia estadounidense. Además, reabre la oferta de canje para aquellos bonistas que habían decidido rechazarlo en las instancias de 2005 y 2010.

En agosto, el Juez Griesa había calificado de “ilegal” la propuesta del Ejecutivo argentino de modificar la sede de pago a los acreedores.

Imagen del recinto durante el debate sobre cambio de jurisdicción de la deuda argentina
Desde las tribunas del recinto de la Cámara de Diputados, los asistentes mostraban su espalda durante los discursos de congresistas opositores. (Twitter)

“En el contrato [con los bonistas] se establece que el agente fiduciario esté radicado en Manhattan o Columbia, lo que no sucede con Nación Fideicomisos, que tampoco reúne el capital mínimo de US$50 millones que se le exige. A diciembre pasado, el Nación sólo tenía un capital de $14 millones”, advirtió el diputado opositor de la Unión Civica Radical Enrique Vaquié.

Por su parte, Roberto Feletti, diputado oficialista y viceministro de Economía entre 2009 y 2011, señaló que el proyecto “es una clara señal de una ley del Parlamento para defender el proceso de reestructuración, y que Argentina paga”, además sostuvo que la “reestructuración cambió el rumbo de la democracia Argentina para el futuro” y llamó a “no retornar a un Estado endeudado y débil”.

“Estamos siendo extorsionados por un grupo minúsculo de fondos buitre y un fallo irracional de un juez municipal. Lo que hemos vivido este tiempo fueron amenazas de estos fondos buitre, mentiras, descalificaciones hacia nuestro país, operaciones y desestabilización. Si eso no es un ataque foráneo, qué es”, se preguntó la titular del bloque oficialista, Juliana Di Tullio, en su exposición en el recinto.

La polarización entre los “intereses nacionales” y los fondos buitre ha sido una de las estrategias comunicacionales del Gobierno para conseguir el apoyo de la población.

Desde otro punto de vista, Martín Lousteau, exministro de Economía del Gobierno de Cristina Kirchner y ahora diputado opositor, señaló que la aprobación de la ley podría derivar en una nueva cesación de pagos.

El Gobierno argentino buscaba con urgencia aprobar la propuesta en vistas del próximo vencimiento de deuda del 30 de septiembre por unos $200 millones.

Fuentes: Clarín, La Nación.