Virales

Newsletter

Derrumbe en obra hidroeléctrica de Ecuador dejó 13 fallecidos

Por: Staff de PanAm Post - Dic 15, 2014, 12:34 pm

Un accidente en la sala de máquinas de la mayor central hidroeléctrica de Ecuador, Coca Codo Sinclair,  dejó la noche de este domingo un saldo de 13 fallecidos y 12 heridos.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, informó sobre la situación a través de su cuenta en Twitter, y expresó su solidaridad con los familiares de las víctimas: “Grave accidente ayer noche en Coca Codo. 13 fallecidos confirmados: 10 ecuatorianos y 3 chinos. Nuestro abrazo a sus familias y compañeros”.

Coca Codo Sinclair, que está siendo construida por la empresa Sinohydro de China y financiada por ese mismo país, anunció en un comunicado oficial que el accidente fue causado por un derrumbe en el pozo de presión número uno de la sala de máquinas de la central.

Entre las víctimas hay cuatro técnicos en explosivos que perecieron, tres de ellos de nacionalidad china, cuyos cuerpos fueron trasladados ayer a la morgue municipal de Lago Agrio, en la provincia de Sucumbíos.

El ministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, informó que la presión del agua subterránea afectó la pared de roca aledaña a la plataforma donde se encontraban los trabajadores, se destrozó la estructura y provocó el accidente.

Poveda aseguró que en este tipo de construcciones “siempre se toman las medidas adecuadas. Cuando se construyen obras subterráneas existe filtración constante de aguas y se toman las medidas correctas, por eso estamos investigando en forma profunda y exhaustiva para determinar la causa del accidente”.

“Estamos evaluando qué es lo que ha sucedido. Es algún problema que estamos teniendo en una de las tuberías de presión”, manifestó el jefe técnico de control del proyecto, Dennis Salgado.

La central hidroeléctrica afectada es una obra que costará unos US$2.245 millones, entrará a operar en febrero de 2016 y generará unos 1.500 megavatios, un 36% de la energía que consume actualmente Ecuador; está ubicada entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos. En la obra trabajan al menos unas 7.000 personas.

Fuente: Los Andes, La Hora.