Virales

Newsletter

Médicos venezolanos denuncian presiones por atender a opositores

Por: Staff de PanAm Post - Mar 4, 2015, 3:51 pm
Dos médicos residentes fueron citados ante el CICPC tras atender a un estudiante herido (Diario 2001)

Médicos del estado Táchira, en Venezuela, denunciaron este miércoles que reciben presiones por atender a estudiantes heridos en manifestaciones.

La presidenta del Colegio de Médicos de la entidad, Nelly Núñez, indicó en una rueda de prensa que el gremio rechazó que el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) convocara a declarar a dos galenos por haber atendido a un estudiante herido en la Universidad de Los Andes.

Nuñez denunció que los canales para realizar el interrogatorio no habían sido los adecuados, y recordó que los médicos están en la obligación de atender a cada uno de los pacientes que ingresen a los recintos hospitalarios, sin importar raza, credo, color, ni partido político.

“No estamos en contra de rendir declaraciones hasta donde se pueda, de todo lo que le quieran preguntar, a excepción de los diagnósticos que tienen los pacientes. Simplemente instamos a los organismos encargados de buscar esta información a través de los medios legales como es una citación por escrito, diciendo la fecha de la convocatoria, la hora y el motivo por el cual son citados. Vimos con preocupación que fueran sacados de manera abrupta”, dijo.

Nuñez informó que este jueves 5 de marzo se efectuará una Asamblea de médicos en la que indicarán lo que se debe hacer en estos casos, de acuerdo a los estatutos de su gremio.

En la misma rueda de presa, el abogado del Colegio de Médicos, Eduardo Céspedes, denunció que se había cometido una “privación ilegítima de la libertad”, porque los médicos citados fueron “coaccionados” para rendir declaraciones ante el CICPC.

Luisana Carrillo, médico residente de Cirugía, y Carlos Piepel, residente de Traumatología, fueron citados por funcionarios armados del CICPC en el Hospital del Seguro Social el viernes 27 de febrero, lo cual causó malestar entre los colegas.

Pieper explicó que la razón del interrogatorio fue haber brindado atención médica a un estudiante de la Universidad de Los Andes (ULA) que presentaba una herida de gravedad; aunque afirmó que no fue detenido ni maltratado, no recibió ninguna orden por escrito.

Fuentes: Últimas Noticias, El Nacional.