Virales

Newsletter

“Que no quede rastro” desnuda la impunidad de la tortura en Venezuela

Por: Staff de PanAm Post - May 5, 2015, 12:59 pm
El documento "Que no quede rastro" recoge 854 testimonios de malos tratos (Tal Cual)
El documento “Que no quede rastro” recoge testimonios de malos tratos (Tal Cual)

El Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH-UCAB) publicó un informe llamado Que no quede rastro, en el que se expone que órganos del Poder Público venezolano usaron estrategias para ocultar evidencias de los tratos crueles o torturas ocurridas en las protestas estudiantiles de 2014, y evitar que las mismas fuesen denunciadas.

Durante las manifestaciones de 2014 en Venezuela se reportaron 854 heridos y lesionados, y se presentaron violaciones del derecho a la integridad física durante las manifestaciones y aprehensiones.

Para la realización del documento se recabaron testimonios de las víctimas de agresiones, quienes en muchos de los casos fueron amenazadas por funcionarios de cuerpos policiales o militares con no prestarles ayuda médica o hacerles más daño si declaraban “la verdad de lo acontecido”.

"Que no quede rastro" muestra la naturaleza represiva del poder en Venezuela (UCAB)
“Que no quede rastro” muestra la naturaleza represiva del poder en Venezuela (UCAB)

De acuerdo con el informe, existen 10 estrategias para ocultar las huellas de las agresiones. Entre estás se encuentran: la incomunicación de detenidos; el traslado de lesionados a entes y ospitales militares; las presiones a las víctimas; el uso de la defensa pública para evitar denuncias; las omisiones de jueces durante las audiencias de presentación; la transformación de víctimas en victimarios; la confusión entre examen médico-forense y reconocimiento médico en los sitios de detención; la sustracción y desaparición de evidencias de malos tratos y tortura; y las presiones a médicos que trataban a las víctimas.

Los detenidos durante las protestas de 2014 en Venezuela eran trasladados a centros de atención médica militar en caso de que presentaran heridas de gravedad.

Según expone el texto, los funcionarios le exigían a los médicos la entrega de “objetos que constituían evidencias de las lesiones sufridas ón depor las víctimas”.

En el informe de la CDH-UCAB se destaca que las autoridades venezolanas violaron los derechos establecidos en las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos, de la Organización de las Naciones Unidas.

Fuente: El Nacional.