Virales

Newsletter

Argentina reduce suministro de gas para empresas por escasez

Por: Staff de PanAm Post - Jun 16, 2015, 9:50 am

Más de 300 industrias redujeron su consumo diario de gas, con la llegada de las bajas temperaturas a Argentina. Las compañías gasíferas indicaron a sus clientes que, por orden del Gobierno, deben reducir sus consumos en hasta 40%, según cifras recolectadas pro el diario argentino La Nación.

Argentina ha recurrido a envíos de gas natural liquido para abastecerse ante la escasez. (BP)
Argentina ha recurrido a envíos de gas natural liquido para abastecerse ante la escasez. (BP)

La escasez de este recurso natural, fundamental en la industria, llevó al Gobierno a implementar un plan, desde 2006, que buscaba moderar el suministro en las empresas, para priorizar el consumo en los hogares, donde se incrementa la demanda con la llegada del invierno, debido al uso de la calefacción.

La medida alcanza a diversas industrias de todos los rubros y tamaños, incluido siderúrgicas, automotrices, cementeras, lácteas, y de alimentos.

Fuentes del sector indicaron que de los 42 millones de metros cúbicos de gas que demanda la industria diariamente, cuatro millones fueron restringidos a mediados de la última semana, y hacia el jueves la restricción alcanzó 12 millones de metros cúbicos.

Las compañías recibieron una nota del Ente Nacional Regulador del Gas, en la cual les explican que “debido a la disponibilidad de inyección de gas natural en todo el país y las inclemencias climáticas”, los consumos deben limitarse a los valores autorizados, y “en caso de que el cliente no respete los consumos diarios programados por la distribuidora”, serán aplicadas “las multas establecidas”.

La caída de la producción local de gas, a partir de 2004, junto con un aumento de la demanda, obligó al país sudamericano a incrementar cada vez más las importaciones de gas natural y gas natural licuado, para atender el desequilibrio energético que experimenta.

El Gobierno de Cristina Kirchner, sin embargo, ha logrado obtener un respiro este año, pues las importaciones en materia de energía se redujeron más de 50%, principalmente impulsado por la caída de los precios del petróleo.

Fuente: La Nación.