Virales

Newsletter

Inseguridad azota colegios y fomenta la deserción escolar en El Salvador

Por: Staff de PanAm Post - Jul 10, 2015, 11:09 am

Más de 1.000 colegios privados en El Salvador destinan, en conjunto, alrededor de US$10 millones al año en concepto de seguridad, afirmó este jueves el presidente de la Asociación de Colegios Privados (Acpes), Javier Hernández.

Los institutos educativos en El Salvador no están exentos de la violencia. Durante 2014, fueron asesinados 26 estudiantes. (Andrew Smith)
Los institutos educativos en El Salvador no están exentos de la violencia. Durante 2014, fueron asesinados 26 estudiantes. (Andrew Smith)

Un colegio con 400 alumnos invierte alrededor de $2.000 mensuales en seguridad, unos $24.000 al año, apunta Hernández.

“Muchos colegios hemos recurrido a inversiones en cámaras y a contratar seguridad privada”, señaló.

El dirigente y educador destacó que, como parte de las medidas de seguridad adoptadas por las escuelas, la mayoría de las instituciones han establecido perfiles sobre los cuales se basan para seleccionar a sus estudiantes. Esta decisión, afirma, también les genera pérdidas.

La inseguridad es un problema medular en El Salvador y el sector educativo ha sido de los más afectados. Según datos oficiales, el año escolar terminó en 2014 con 26 estudiantes asesinados. La situación ha empujado a colegios a cambiar su ubicación geográfica, como el caso del Colegio Siglo XXI, reubicado debido a la extorsión que sufrían sus propietarios por parte de las pandillas.

Aunque Hernández aclaró que Siglo XXI no forma parte de Acpes,  considera que si las condiciones de seguridad siguen deteriorándose, más de una institución puede cerrar.

Un 10% de las escuelas están en zonas denominadas de alto riesgo; 70% están ubicadas en zonas con riesgos comunes; y el 20% restante de las instituciones se ubican en zonas seguras, de acuerdo con un estudio realizado por la Asociación de Colegios. Manuel Machado, su presidente, indica que esta situación repercute sobre la tasa de deserción estudiantil, debido a las amenazas que los jóvenes reciben en las calles y a la tendencia de la familia a migrar.

Hernández coincide con Machado y estima que la cifra de deserción de este año superará el 15%.

El representante de las instituciones privadas considera “que ya es tiempo de que las alcaldías municipales jueguen un papel muy importante en este trabajo”, y denunció que los colegios no reciben apoyo de la Policía Nacional Civil, pero advierte que las estrategias que se están queriendo implementar para dar seguridad a los colegios “se están quedando cortas”.

Fuente: ElSalvador.com.