Virales

Newsletter

Mensaje de Dilma Rousseff desata “cacerolazo” de protesta en Brasil

Por: Staff de PanAm Post - Ago 7, 2015, 10:51 am

La propaganda del Gobierno brasileño no logra sus objetivos. El jueves 6 de agosto, durante la transmisión de una cadena nacional, los brasileños protestaron en las principales ciudades de Brasil. Mientras un spot publicitario de diez minutos, protagonizado por Dilma Rousseff y Luis Inacio “Lula” Da Silva mostraba el trabajo del Partido de los Trabajadores (PT) desde 2003, cuando llegó al poder, opositores se manifestaban con cacerolazos, cornetas, pitos y gritos de “fuera Dilma” en San Pablo, Río de Janeiro, Belo Horizonte, Brasilia, Recife, Salvador y Florianópolis, entre otras ciudades.

Brasileros protestan con cacerolazos en paralelo a la transmisión del gobierno.
Brasileros protestan con cacerolazos en paralelo a la transmisión del gobierno. (Infobae)

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, reconoció durante el video que Brasil pasa por una situación económica complicada. Sin embargo, añadió que “quien piensa que nos faltan energía e ideas para vencer los problemas se equivoca. Sé soportar presiones y hasta injusticias (…) Sé que hay mucho por mejorar, hay muchos brasileños sufriendo, pero juntos vamos a salir de esta”. La intervención de Lula Da Silva buscaba llamar a los brasileños a que no pierdan la esperanza y que no permitan que la crisis económica se torne en una crisis política.

Grupos de oposición convocaron a las manifestaciones el jueves, mencionando motivos como el escándalo de corrupción de Petrobras. Este tema no fue tomado en cuenta en el mensaje que se transmitía por televisión.

El mismo día, la encuestadora Datafolha publicó los resultados de su último estudio, el cual revela que el 71% de los brasileños rechaza el mandato de Dilma Rousseff. Esto determina que la actual presidenta de Brasil tiene la tasa más baja de popularidad durante los últimos 25 años.

Ahora los grupos de oposición convocan a una manifestación el próximo 16 de agosto, en la cual se espera la participación de millones de brasileños, los cuales ya han asistido a protestas similares en marzo y abril de este año. La diferencia es que esta vez se exigirá la destitución de Rousseff, quien ha perdido gran parte del apoyo del Congreso y no ha hecho frente a los distintos casos de corrupción que han salido a la luz.

Fuente: InfobaeLa Nación.