Virales

Newsletter

Detienen a alcaldesa brasileña que gobernaba por mensajes de texto

Por: Staff de PanAm Post - Sep 29, 2015, 12:59 pm
Lidiane Leite, alcadesa que gobernaba vía WhatsApp se entregó a las autoridades después de más de un mes prófuga acusada por delitos de corrupción. (Infobae)
Lidiane Leite, alcadesa que gobernaba vía WhatsApp, se entregó a las autoridades, después de más de un mes de estar prófuga y ser acusada por delitos de corrupción. (Infobae)

Lidiane Leite, joven alcaldesa de 25 años de la ciudad Bom Jardim, se entregó a la policía tras 39 días de estar prófuga, luego de ser acusada de desviar recursos destinados a la alimentación de los estudiantes de escuelas municipales. Leite era conocida por gobernar a través de mensajes por Whatsapp.

A pesar de ser alcaldesa de Bom Jardim desde 2012, los fiscales reportan que Leite se encontraba en Sao Luis, capital de Maranhao (nordeste de Brasil), desde donde lideraba las funciones del municipio que se encontraba a su mando.

Para lograr cumplir estas funciones, Leite enviaba mensajes de texto por WhatsApp, dándole instrucciones a los miembros de su gabinete que se encontraban en Bom Jardim, situada a 300 kilómetros de Sao Luis.

A través de sus diferentes cuentas en redes sociales, ella presumía de su lujoso estilo de vida, donde publicaba fotos en fiestas, tomando bebidas caras y usando artículos exclusivos.

Lidiane Leite llegó a ser colocada en la lista de la Interpol y la policía reforzó el control de las carreteras aledañas al estado de Maranhao.

Leite empezó su carrera política cuando su pareja, Beto Rocha, un político de larga trayectoria en los barrios de Bom Jardim, quería postularse para alcalde del municipio, pero las extensas denuncias de corrupción en su contra eran demasiadas, por lo que no pudo presentar su candidatura.

Entonces, Rocha decidió postular a su novia, quien tenía tan solo 22 años y ninguna experiencia política, a la alcaldía de Bom Jardim. Finalmente la ganó.

Una de sus primeras decisiones fue nombrar a Beto Rocha como su asesor principal, y al poco tiempo se fueron a vivir a una mansión en la ciudad de Sao Luis, desde donde empezó a gobernar a distancia.

Finalmente la alcaldesa decidió entregarse a la justicia brasileña acompañada por tres abogados.

Fuente: Infobae