Virales

Newsletter

Obligan a presos políticos a ingerir comida descompuesta en Venezuela

Por: Staff de PanAm Post - Oct 23, 2015, 4:15 pm
ft-abucheo
Más de un centenar de venezolanos participaron en esa protesta que surgió de forma improvisada, pero horas más tarde se llevaron detenidas a cinco personas, las cuales fueron imputadas y encarceladas (Yoyopress)

Una de las detenidas por abuchear a Marleny Contreras, esposa de Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional venezolana, denunció durante su audiencia en el tribunal que ha sido obligada a ingerir alimentos en descomposición.

Joselyn Prato de 24 años de edad, y su hermano Johan Prato, de 26, están detenidos desde hace 63 días por haber presuntamente participado con agresiones físicas y verbales contra la ministra de Turismo, Marleny Contretas, mientras visitaba una playa en el estado Falcón el pasado 22 de agosto.

Con el masivo abucheo, gritos y protestas, las funcionarias se retiraron del sitio vacacional en compañía de cuerpos policiales que las resguardaban. Más de un centenar de venezolanos participaron en esa protesta que surgió de forma improvisada, pero horas más tarde se llevaron detenidas a cinco personas, las cuales fueron imputadas y encarceladas.

Joselyn, la joven detenida, señaló en su discurso que ha sido obligada a comer espagueti con gusanos y comida descompuesta. Su abogado defensor, Luis Armando Betancourt, miembro del Foro Penal venezolano, informó que su defendida mantiene lesiones importantes, aún “tiene el pómulo morado y sangra debajo del ojo”. Betancourt denunció que la detenida no ha recibido atención médica.

El diario venezolano El Carabobeño señala que las visitas familiares se realizan una vez al mes y de acuerdo con el relato, no les permiten llevar comida.

“El estado de salud de Joselyn es precario: sufrió una fractura en el brazo y aún presenta sangrados por el recto, por la golpiza que recibió durante la detención”, asegura un familiar al diario.

[adrotate group=”7″]Por su parte, Betancourt denunció que existe un claro signo de retaliación en contra del Foro Penal Venezolano; esto, porque de los cinco detenidos por el abucheo contra Contreras, solo se mantienen presos los hermanos Prato, que cuentan con la defensa de esa ONG, mientras que los otros tres, ya liberados, contaban con la representación de defensores públicos.

Los detenidos fueron acusados de ultraje a funcionario público, intimidación pública, resistencia a la autoridad e intimidación u hostigamiento contra la mujer.

Fuente: El Carabobeño.