Presidente del Congreso colombiano en apuros por acusación de censura a TV

1
El presidente del Congreso se encuentra en apuros por un reportaje que habría sido censurado (YouTube)
El presidente del Congreso se encuentra en apuros por un reportaje que habría sido censurado (YouTube)

Pirry, un reconocido periodista colombiano, tiene en apuros al presidente del Congreso colombiano, Mauricio Lizcano, ya que después de que cancelaran el programa del comunicador en RCN se habría señalado al legislador de haber presionado para que así fuera por un reportaje que preparaba su grupo de investigación sobre unas tierras en Colombia que dejaban mal parado al congresista.

Resulta que la periodista Diana Salinas, quien pertenece al equipo de Pirry, aseguró que el programa había salido del aire porque el senador Mauricio Lizcano se enteró de que sería el protagonista del próximo programa por ser el poseedor de unas tierras en las que en el pasado habían sido despojadas de sus dueños iniciales.

La periodista dijo en la emisora W Radio, que el programa había salido del aire por una llamada que según ella hizo Lizcano a los directivos de RCN Televisión para que no se emitiera el programa de Pirry que lo dejaba en apuros, por lo que según dice el director del programa, ella decidió renunciar y buscar que los hallazgos fueran presentados en otro medio de comunicación.

De hecho, Salinas reveló en W Radio que la familia del senador Lizcano adquirió unas tierras en el municipio de Guamerú, Risaralda, lugar en el que tienen un proyecto de construir una estación de servicio para automóviles. Dicho lugar fue adquirido en un remate a pesar que sobre él pesaba una medida cautelar por haber sido objeto de despojo.

Este había sido porque los dueños anteriores fueron desaparecidos el 3 de noviembre de 1996 después de haber sido amenazados por la guerrilla del EPL que ha reducido sus operaciones considerablemente en el país.

¿Qué dice Lizcano?

El senador asegura que ellos fueron compradores de buena fe y que su padre al realizar las investigaciones sobre el pasado del predio no encontró nada irregular, porque no existía aún la medida cautelar que pesa sobre ese lugar. Además, aseguró que antes el predio había pertenecido a una agencia inmobiliaria, por lo que no vio problema con eso.

Además, Lizcano asegura que lleva varios años tratando de tramitar la licencia para la estación de servicio, por lo que si hubiese tráfico de influencias, que es el único delito según él que se puede configurar, no habría tenido que esperar tanto tiempo para llevar a cabo su proyecto.

 

También se refirió a la Ruta del Pacífico 2, que beneficia su predio, y dice que esta fue concesionada mucho después de haber adquirido los predios y que no tenía conocimiento de que se iba a realizar esa obra de infraestructura.

Además, dijo que nunca había realizado la llamada a los directivos de RCN y que solo se había comunicado con el programa tras enterarse de los hechos porque quería dar su versión de lo que había pasado con los terrenos.

¿Quién alertó al senador Lizcano?

Esta pregunta se la hicieron al propio legislador quien señaló al concejal Carlos Mario Marín, quien habría puesto en conocimiento de la familia Lizcano sobre este hecho, versión que fue negada por el propio Marín, por lo que Mauricio Lizcano tuvo que mostrar una conversación que supuestamente tuvo el concejal con su padre para advertirle sobre la situación.

Finalmente, la Revista Semana señala que hubo varias fuentes que aseguran que el senador Lizcano llamó a los directivos de RCN pidiendo que fuera cancelado el programa y aseguró que les dijo que “recordaran el favor del azúcar” haciendo referencia al impuesto a la bebidas azucaradas que no fue aprobado en el Congreso, ya que el dueño del canal de televisión es el mismo de la empresa de bebidas gaseosas Postobón.

Fuente: Revista Semana

Comentarios