Virales

Newsletter

La vergüenza de la transparencia

Por: Peter Schiff - Jun 19, 2015, 12:50 pm

Más o menos desde la década pasada, la “transparencia” se ha convertido en una de las palabras de moda que han guiado la cultura de la Reserva Federal. La palabra tenía la intención de transmitir la creencia de que la banca central se realiza mejor para que todos la vean a plena luz del día, y no en las turbias habitaciones traseras de Washington y Nueva York. La Reserva Federal parece estar en una misión para probar que sus operaciones son benevolentes, justas, predecibles y equitativas.

Parte de ese movimiento de transparencia tomó forma en 2007, cuando la Reserva Federal empezó a publicar las predicciones de su Producto Interno Bruto (PIB), las cuales, previamente (para frustración de los inversionistas) se habían mantenido en secreto. La mayor parte de los movimientos en las políticas de la Reserva Federal están ligadas a qué tan fuerte o débil cree que será la economía para el año siguiente. Como resultado, su pronóstico del PIB es, tal vez, la estimación más importante que hace.

Por lo tanto, la buena nueva para los inversionistas es que la Reserva Federal ahora nos dice hacia dónde cree que se dirige la economía. La mala noticia es que de manera consistente, y en ocasiones hasta espectacularmente, se ha equivocado. Hablamos de ciegos dirigiendo a ciegos.

Durante los ocho años en los que la Reserva Federal ha publicado sus predicciones del PIB, sólo una vez, en 2010, el desempeño económico real cumplió con el rango de sus expectativas (referido como su “tendencia central”). Y aun en ese año, los pronosticadores de la Reserva Federal no lograron colocar el balón en el arco. En lugar de eso golpearon en el travesaño (el extremo inferior de su rango: 2,5% en crecimiento actual contra una tendencia centra del 2,5% al 3,5%). Todos los otros años la Reserva Federal falló la marca por completo a la baja. La narración de la cinta nos cuenta la historia:

Inversión Extranjera Directa en América Latina

Datos en millones de dólares.
Selección de países.
Fuente: CEPAL.
País1er semestre 2012Total 20121er semestre 2013Variación entre semestres
Totales96849167561102953
Brasil432046527239014-0.1
Chile141933032310446-0.26
Colombia78531564982830.05
México923815453238471.58
Perú54271224068720.27
Argentina7563121285165-0.32
República Dominicana22883472799-0.65
Venezuela1897321627360.44
Panamá1715302020370.19
Uruguay1447277615700.08
Costa Rica1157228813350.15
Guatemala7321207678-0.07
El Salvador1355171710.27

Los fallos más grandes vinieron claramente durante los años de la recesión de 2008 y 2009. Claramente, la Reserva Federal no tenía idea de que se estaban gestando problemas, o de que el problema perduraría una vez comenzado. En 2008 el crecimiento real se produjo en un 2,1% por debajo del límite inferior del rango de su pronóstico y 2,5% por debajo del punto medio de sus estimaciones.

En 2009 fue 2,6% por debajo del límite inferior y 3,2% por debajo del punto medio.  2011 no fue mucho mejor, con la Reserva Federal fallando por 1,4% y 1,7% para el mismo criterio. El resto de los años tuvo más fallos prosaicos de menos de un punto porcentual. Pero en realidad nunca acertó y consistentemente se excedió por un margen significativo.

Y mientras estamos en apenas los primeros meses del 2015, no parece que vayan a estar en el objetivo este año tampoco.

País
Cambio en el mercado negro
Cambio oficial
Tasa de inflación anual implícita (%)
Tasa de inflación anual oficial (%)
Argentina
9.96
5.94
59
10.61
Egipto
7.12
6.89
19
10.28
Corea del Norte
8090.00
129.48
30
N/A
Siria
123.00
139.63
67
40.23
Venezuela
57.32
6.30
320
42.6

Con el crecimiento del primer trimestre en un deficiente 0,2% anualizado, los tres trimestres restantes del año tendrían que alcanzar un 3,4% anualizado sólo para alcanzar un 2,6% para el conjunto del año (el extremo inferior del rango de la Reserva Federal).

Por otra parte, los datos más recientes, como el espectacular incremento del déficit comercial en marzo (a $51.400 millones, el mayor crecimiento del mes sobre mes registrado y la mayor brecha mensual desde el mes crisis de octubre de 2008), y el reporte que muestra la caída trimestral consecutiva más grande en productividad en más de 20 años, probablemente forzará una revisión a la baja del PIB del Q1.

Con los datos de abril viéndose más débiles de lo que fueron vistos en febrero y marzo, un fuerte rebote en el segundo trimestre (como el visto en el 2014) parece cada vez más improbable. En otras palabras, que tengamos buena suerte para llegar al 2,6%; pero incluso si lo logramos, no es motivo de celebración. Un crecimiento del 2,6% sería un indicador de una economía en dificultades (recordemos que en el siglo 20 el crecimiento anual promedió mucho más de 3%).

En los últimos años, el crecimiento económico de EE.UU. ha sido de un pírrico 1,1% anual (Publimetro)
En los últimos años, el crecimiento económico de EE.UU. ha sido de un pírrico 1,1% anual (Publimetro)

En los siete años completos desde que la Fed llevó las tipos de interés a cero, y en ocasiones bañó los mercados con billones de dólares de dinero en efectivo de la flexibilización cuantitativa, el crecimiento del PIB ha promediado apenas un 1,1%. Aun excluyendo los años de recesión del 2008 y 2009, para centrarnos únicamente en los cinco años de “recuperación” del 2010 al 2014, nos da un promedio de PIB del 2´,2%, una tasa que ha estado por debajo de la tendencia central cada año.

Entonces ¿Qué hacemos con esto? ¿Los economistas de la Fed no son más que terribles pronosticadores? Y de ser así, ¿por qué no contratar a otros que sean más competentes? ¿O es que algo más preocupante está sucediendo? La explicación más benigna es que simplemente no pudieron anticipar una serie de eventos desafortunados que supuestamente han impedido que una recuperación real se fortalezca.

Primero fue la crisis de la deuda europea, luego los altos precios de la energía, luego Siria, después Ucrania, el vórtice polar, luego fueron los bajos precios de la energía, la recesión europea, el fortalecimiento del dólar, y ahora otro mal invierno. Aparentemente, es desconocido por los pronosticadores de la Reserva Federal que el mundo es un lugar complicado, plagado de crisis económica, política y meteorológica, pero ¿no ha sido ese el caso siempre?

Sobre la base de lo que hemos visto hasta ahora en el año, las fantasías sobre una recuperación en el 2015 deberían estarse evaporando. Pero desde el 18 de marzo la Reserva Federal mantiene de un 2,5% a un 3,0% de los pronósticos del PIB y suposiciones tangenciales de que las alzas en las tasas iniciarán en la segunda mitad del año y continuarán a lo largo del próximo.

(Una encuesta de economistas del 12 de febrero realizada por el Wall Street Journal, muestra un consenso del 2,2% de la tasa de fondos federales a finales del 2016). Con estas suposiciones horneadas dentro de la cartera de disposiciones, los inversionistas se arriesgan a ser atrapados mal parados cuando la triste verdad sea finalmente aceptada.

Peter Schiff Peter Schiff

Peter Schiff es un economista reconocido a nivel internacional, experto en los mercados de renta variable, divisas y metales preciosos. Es autor de libros best sellers y aparece regularmente en medios internacionales. Síguelo: @SchiffOro.