Advierten que Nisman pudo haber sido inducido a suicidarse

0
A más de un año de la muerte del fiscal Alberto Nisman, la causa pasó a fuero federal, donde se le investiga como un posible homicidio (Lared21)
A más de un año de la muerte del fiscal Alberto Nisman, la causa pasó a fuero federal, donde se le investiga como un posible homicidio (Lared21)

La exfiscal Viviana Fein, quien estuvo a cargo la investigación de la muerte del fiscal Arberto Nisman, señaló este jueves que a su juicio, el abogado habría sido inducido o instigado a suicidarse.

“Yo le puedo decir que yo considero que Nisman se vio obligado, quizás, es muy probable, que lo indujesen o lo instigaran al suicidio (…) es una posibilidad, no puedo afirmarlo con certeza porque la causa no culminó, no hay un dictamen aún y yo todavía no lo había elaborado. Sí puedo dar una de mis hipótesis o la posibilidad a la que me acerco más”, dijo Fein en una entrevista a la radio porteña La Red.

Fein señaló que un “sugestivo” cruce de llamadas entre exagentes de inteligencia del Gobierno de Cristina Kirchner la hacen llegar a esa hipótesis.

En las llamadas participaron el exdirector de la exsecretaria de Inteligencia del Estado (SIDE), Fernando Pocino; el exdirector de Inteligencia, Alberto Mazzino; el exfuncionario de la SIDE, Juan Martín Mena;  el exjefe del Ejército, César Milani, y el exespía Antonio Jaime Stiuso.

Fein explicó que el 18 de enero de 2015, día que Nisman fue encontrado con una herida de bala en la cabeza en el baño de su departamento,  los exagentes de inteligencia habrían sostenido durante muchas horas conversaciones que, según la exfiscal “hacen pensar que hubo un grupo de gente a la espera de algo”.

“Hablamos de un entrecruzamiento de llamados en el que yo estaba trabajando, que es una intercomunicación de seis, siete personas de todo un día, desde las nueve del domingo hasta las 23 del domingo”, explicó.

Asimismo señaló que le llamaba la atención que “personalidades de ese calibre estuviesen el mismo día de la muerte hablando en forma ininterrumpida desde la primera hora de la mañana hasta tomar estado público la muerte”.

Este jueves el Gobierno nacional aceptó formalmente la renuncia de la ahora exfiscal Viviana Fein, que estuvo a cargo de la investigación de la muerte de Alberto Nisman hasta diciembre de 2015. Había presentado su renuncia en abril y consiguió su jubilación.

Blanco de críticas

La Cámara Nacional en lo Criminal había denunciado a Fein y al juez Manuel de Campos, quien actuó en las horas posteriores al deceso de Nisman, por presuntas irregularidades cometidas en la recolección de pruebas en el baño donde fue encontrado muerto.

Por su parte, los abogados de la familia de Nisman, entre ellos su exesposa, la juez federal Sandra Arroyo Salgado, cuestionaron la actuación de Fein en las investigaciones por considerar que no fue imparcial y siempre condujo sus actuaciones para que se determinara que la muerte de Nisman fue un suicidio.

Al conocer las nuevas declaraciones de Fein, la expareja de Nisman y madre de sus dos hijas, señaló que no existen dudas de que Nisman no accionó el arma que le causó la muerte.

“Las muestras de la mano de Nisman, que no tenía ningún tipo de rastro de pólvora, demostraron que él no disparó esa arma. No hay dudas de que fue víctima de un homicidio, hay una cantidad de elementos de prueba que así lo demuestran”, sentenció Arroyo Salgado.

La juez criticó a Fein por no haber colocado desde un principio todo lo que dijo este jueves en el expediente de la causa. “Nosotros la recusamos en marzo por una cantidad de declaraciones públicas que hizo y por otras actitudes muy concretas que reflejaban que algo no marchaba bien”, dijo.

A más de un año de la muerte del fiscal la causa pasó al fuero federal. La Cámara del Crimen aceptó que Nisman podría haber sido muerto “por su actividad” y remitió el expediente al juez federal Julián Ercolini.

El fiscal Alberto Nisman fue encontrado muerto el 18 de enero de 2015, justo un día antes de que presentara ante el Congreso su denuncia contra la expresidente Cristina Kirchner y parte de su Gobierno, por encubrimiento a los iraníes acusados de haber volado la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en 1994.

Fuente: Infobae, Clarín.

Comentarios