En Argentina caen subsidios por primera vez en una década

0
(Energypress)
Camessa, la compañía encargada del despacho mayorista de energía de Argentina, utilizó 15% menos dinero que el primer cuatrimestre de 2015 (Energypress)

En el primer cuatrimestre del año, las transferencias del Estado argentino al sector privado para empresas de servicios públicos en energía, transporte, agua y saneamiento cayeron casi 50% medidos en dólares. Sería la primera vez en 10 años que los subsidios muestran una tendencia a la baja.

El aumento de las tarifas de la electricidad, el gas, el agua y el transporte, así como los efectos de la devaluación influyeron en esta caída.

Datos de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), divulgados por el diario La Nación, revelan que Cammesa, la compañía encargada del despacho mayorista de energía en el país, utilizó 15% menos dinero que en el primer cuatrimestre del año pasado, lo que significó un ahorro de AR$ 4.313 millones (US$ 306.007.350).

La petrolera estatal Enarsa, una de las compradoras de gasoil y fueloil del exterior, tuvo un recorte de AR$ 6.000 millones (US$ 425.700.000) hasta fines de abril, lo que representa 71% menos de gasto que en 2015.

Por su parte el Plan Gas, que funciona como estímulo para los productores locales, redujo todas sus partidas a cero. En el primer cuatrimestres del 2015 se usaron AR$ 3.795 millones (US$ 269.255.250).

“La caída de los subsidios es muy grande, sobre todo en energía. En el primer trimestre, medidos en dólares y haciendo una proyección de gasto anual, habrían pasado de alrededor de 4% del PBI a 2,35%. La caída es muchísima si se tiene en cuenta el tiempo en el que se hizo el recorte”, dijo a La Nación Santiago Urbiztondo, economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas, FIEL.

El aumento de las tarifas de electricidad y gas, que han significado un duro golpe para el bolsillo de los usuarios, y otras medidas tomadas por el ministro de Energía, Juan José Aranguren,  han ahorrado al Estado AR$ 13.615 millones (US$965.984.250), 32% menos.

“Justamente, semejante diferencia permitió amortiguar la suba en sectores como transporte o agua y saneamiento, donde los aumentos, en términos nominales, todavía se mantienen”, señala el análisis.

El transporte mostró una evolución positiva de 24% en pesos. “Los colectivos, si bien muestran un aumento en términos reales de 15%, están muy por debajo de las subas de costos y salarios que han tenido. El resto, los empresarios lo compensan con tarifas”, detalla la nota.  En lo que va del año este sector recibió AR$ 10.029 millones de pesos (US$711.557.550).

Por otra parte, en el sector ferroviario las transferencias para gastos corrientes aumentaron 48% hasta fines de abril, en comparación con el mismo período de 2015. La Nación señala que el Estado aumentó su presupuesto para el sector 72% en los primeros cuatro meses, esto para pagar los sueldos de gran parte de los empleados que pertenecían a los ramales estatizados.

Aerolíneas Argentinas también subió los subsidios en pesos. Hasta fines de abril, el Fisco habría desembolsado AR$1.980 millones (US$140.481.000),  20% más que en 2015.

El análisis indica que la única empresa que tiene una suba real de los subsidios es Aguas y Saneamiento (AySA). Las transferencias pasaron de AR$ 923 millones (US$ 65.486.850) a AR$ 2.068 millones (US$146.724.600), lo que significa un alza interanual de 124% para gastos operativos.

Fuente: La Nación.

Comentarios