#PanamaPapers: mecenas argentino del deporte creó 30 firmas offshore

14
Enrique Blaksley Señorans (centro) hizo con su empresa Hope Funds eventos con deportistas de talla mundial (Infobae)
Según los #PanamaPapers, el empresario del deporte Enrique Blaksley Señorans (centro) creó firmas offshore en Panamá, Costa Rica, Uruguay, Islas Vírgenes Británicas y Nueva Zelanda (Infobae)

El empresario argentino Enrique Blaksley Señorans, autodenominado “el mecenas del deporte”, desarrolló un complejo entramado de al menos 30 sociedades offshore en paraísos fiscales.

Se hizo célebre en Argentina por negocios con la familia del futbolista Leonel Messi, por llevar al país al tenista Roger Federer y al atletaUsain Bolt.

Según revelan las filtraciones de #PanamaPapers divulgadas por el diario argentino La Nación,  Blaksley Señorans realizó actividades financieras e inmobiliarias en Panamá, Uruguay, islas Vírgenes Británicas, Costa Rica y Nueva Zelanda.

El estudio Mossack Fonseca habría ayudado al empresario a armar todo el entramado de sociedades offshore.

La Nación señala que Blaksley Señorans llevaba deportistas de renombre a Argentina, y simultáneamente iba configurando la red de firmas en paraísos fiscales con su esposa, mientras un ejecutivo de su confianza, Alejandro Carozzino, se encargaba de las comunicaciones con el estudio Mossack Fonseca.

La mayor cantidad de firmas offshore están en las Islas Vírgenes Brtánicas, donde crearon:  International Entertainment Management Group Ltd., International Tango Productions, Twist Business Center Ltd., Tango Investment Trading Ltd., Global Entertainment Enterprises Ltd. y MKT Investments Ltd.

En Costa Rica armaron la firma Premium Atlántica de América S.A., para la comprar un inmueble por US$ 330.000. En Panamá habrían bautizado sociedades con nombres casi idénticos para también comprar departamentos.

En argentina la jueza Federal Sandra Arroyo Salgado llamó el año pasado a indagatoria a Blaksley Señorans por su empresa Hope Funds que aparece en la firma offshore Twist Business Center.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), detectaron movimientos sospechosos o inconsistentes en la mencionada empresa.

Según datos de la AFIP publicados por La Nación, Hope Funds recibió fondos de personas que no tenían capacidad patrimonial para justificar esas inversiones, y en otros casos no habían reportado esas inversiones en sus declaraciones juradas tributarias. Sólo tres de sus 531 clientes analizados estaban en regla.

Los clientes hacían aportes a Hope Funds mediante un único desembolso de dinero en efectivo. Uno de ellos entregó AR$ 17.450.000 (US$ 1.246.104,50),  sin contar con ingresos que pudiera justificar esa cantidad.

En 2010 Mossack y Foncesa detectó que la Superintendencia de Seguros de la Nación había suspendido y luego hecho caducar la licencia de Blaksley como productor-asesor de seguros. En ese momento pidieron al colaborador del empresario argentino “cooperación en ese asunto” que calificaron de “importante”. Casi dos años después, Mossack descartó la alerta y siguió adelante con sus gestiones con el “mecenas del deporte” argentino.

La Nación señala que en mayo de 2013, Blaksley, su esposa y su colabordor Carozzino, renunciaron como directores a las firmas offshore, y fueron reemplazados por “prestanombres”.

Fuente: La Nación.

Comentarios