Conmoción en Argentina por asesinato del presidente de tradicional editorial Sigmar

0
(TN)
El asesinato de Roberto Chwat ocurrió este jueves en la noche cuando intentaba entrar a su casa en la localidad de Vicente López, provincia de Buenos Aires (TN)

Todos los medios de comunicación argentinos reseñaban este viernes el asesinato del presidente de la tradicional editorial infantil Sigmar, Roberto Chwat, ocurrida la noche de este jueves a manos de delincuentes que intentaron asaltarlo cuando entraba a su domicilio.

Chawat, de 67 años, dirigía la reconocida editorial que fundó su padre en 1941 y en la que se involucraron tres generaciones de su familia.

El empresario, quien vivía en una casa en la localidad de la provincia de Buenos Aires (Vicente López), recibió un tiro en el pecho cuando dos hombres armados entraron al garaje de la vivienda en el momento que él entraba con su vehículo.

“Llama a la policía, entraron”, fue la frase que Chawat logró decirle a su esposa antes de recibir el disparo que le quitó la vida. El diario La Nación señala que el empresario no habría bajado del auto y puso marcha atrás, segundos después lo hirieron de muerte.

Los ladrones no pudieron huir porque el portón de garaje estaba cerrado, lo que los obligó a pasar por la cocina  de la casa donde habían cámaras de seguridad que grabaron con nitidez sus rostros que estaban descubiertos.

En la huida a los delincuentes se les escapó un tiro, y trepando una reja, a uno de ellos se le enganchó la chaqueta. Fuentes policiales consultadas por La Nación aseguraron que alguno de los ladrones se hirió porque fueron halladas manchas de sangre en el trayecto de la salida.

 

Los investigadores esperan poder, con las manchas hemáticas y las huelas dactilares halladas en distintos lugares de la casa, obtener los ADN de los sospechosos.

El mundo editorial de duelo

Apenas trascendió la noticia sobre la muerte de Roberto Chwat el ministro de Cultura, La Fundación del Libro, escritores, y las diferentes casas editoriales del país expresaron su consternación por el hecho.

El ministro Avelluto usó su cuenta en la red social Twitter ara referirse al asesinato.

“Sigmar fue fundada en 1941 y se convirtió en un sello destacadí­simo del segmento infantil, con fuerte inserción en el mercado argentino y latinoamericano. Para Chwat, que había sucedido a sus padres fundadores, era el mayor orgullo”, señala un comunicado de la Fundación del Libro.

La agencia estatal Télam destaca que la editorial Sigmar  había empezado en la década del 40 con la impresión de libros que antes se importaban, pero al poco tiempo comenzó a ofrecer contenidos propios y con los años logró ofrecer 3.000 tí­tulos, con 300 libros nuevos cada año.

Sigmar no solo se quedó con la idea tradicional de los libros, sino que también los libros editados son objeto de distintas texturas, sonidos, metalizados, con tí­teres, entre otros.

Fuente: La NaciónTélam.

Comentarios