Virales

Newsletter

Obama toma la iniciativa en el Congreso y pide aumento de impuestos

Por: Rebeca Morla - @RebecaMorla - Ene 22, 2015, 2:41 pm
United States president Barack Obama delivering his 2015 State of the Union speech from the House of Representatives on Tuesday, January 20. (Rawstory)
El presidente Barack Obama asistió a la Cámara de Representantes de EE.UU. para su discurso anual del estado de la Unión el Martes 20 de enero. (White House)

EnglishEl martes 20 de enero, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se dirigió a un Congreso dominado por el Partido Republicano para pronunciar su discurso del estado de la Unión 2015.

“La economía de la clase media”, la inmigración, y un extenso papel para el Gobierno en la economía y sociedad estadounidense fueron algunos de los temas tratados por Obama en su combativo discurso. Sin embargo, las reacciones posteriores de toda la Cámara reflejaron la débil respuesta que produjo muchos de sus anuncios, con algunos críticos que juzgaron sus políticas para los próximos dos años como ambiciosas en el mejor de los casos, poco llamativas en el peor, e incluso decepcionantes.

Economía de la clase media

El principio del discurso del presidente se centró en el reciente repunte de la economía estadounidense. “La sombra de la crisis ha pasado”, dijo Obama, señalando “una economía en crecimiento, la reducción de los déficits, una industria bulliciosa y el auge de la producción de energía”.

Pero el 44.° ocupante del Despacho Oval de la Casa Blanca tenía metas adicionales ya alineadas. Obama reveló que la desigualdad promovida por los grupos de presión “ha amañado los códigos de impuestos con lagunas que permiten a algunas empresas no pagar nada mientras otras pagan la carga completa”.

Una herramienta para ayudar a nivelar el campo de juego, dijo, sería “la economía de la clase media”. Obama expresó que su presupuesto ayudaría a que las familias de clase media pueden permitirse solventar el cuidado de niños, su educación, salud y vivienda. Además, Obama destacó su “nuevo plan audaz”, que llegará pronto al Congreso, y que busca ofrecer dos años gratis de estudios terciarios en un community college para estudiantes bajo ciertas circunstancias.

Por otra parte, el mandatario de Estados Unidos argumentó que la economía de la clase media “se basa en la construcción de una economía más competitiva”, mediante la mejora de la infraestructura y la tecnología junto con la inversión en capital humano. “Las empresas del siglo XXI dependerán de la ciencia estadounidense, la tecnología, la investigación y el desarrollo”, dijo Obama.

“Esa es la economía de la clase media —la idea de que este país funciona mejor cuando todo el mundo tiene la oportunidad que se merece, cada uno hace su parte, y todo el mundo juega con el mismo conjunto de reglas”, agregó.


El discurso de @BarackObama apuntó hacia una economía que funciona para todos. Ahora debemos ponernos a la altura y retribuir a la clase media. #OportunidadJusta #ParticipaciónJusta

Impuestos y gastos

Obama pidió respaldo al Congreso para aprobar nuevas leyes que garanticen la igualdad de sueldos entre hombres y mujeres, un salario mínimo más alto, y el fortalecimiento de los sindicatos para “dar a los trabajadores estadounidenses una voz”. También invitó a los congresistas reunidos a “votar para dar un aumento a millones de las personas más trabajadoras de Estados Unidos”.

Afirmó además que EE.UU. es “el único país avanzado” que no garantiza una licencia por enfermedad o licencia de maternidad pagas a los empleados. “Envíenme un proyecto de ley que le dé a cada trabajador en Estados Unidos la oportunidad de tener siete días de licencia por enfermedad. Es lo que hay que hacer”, dijo.

El presidente sugirió que el aumento del gasto en educación y en el cuidado de niños vendría de mayores impuestos a los más ricos, mientras que la presión fiscal sobre los menos favorecidos se podría reducir simultáneamente.

“Vamos a cerrar las brechas que conducen a la desigualdad por permitir que el 1 por ciento más rico evite pagar impuestos sobre su riqueza acumulada”, dijo Obama.

Política exterior: amenazas y oportunidades

Si bien el presidente elogió la dramática reducción del número de tropas en Afganistán, reiteró su compromiso con la diplomacia del garrote.

“Creo en un tipo de liderazgo estadounidense más inteligente”, dijo Obama al Congreso. “Somos mejores líderes cuando combinamos el poderío militar con una fuerte diplomacia”.

Reiteró que Estados Unidos seguirá combatiendo el terrorismo y evitará el envío de más tropas terrestres. En este sentido, le pidió al Congreso que autorice la renovación de la fuerza militar para luchar contra el Estado islámico (ISIS), probablemente en forma de ataques aéreos adicionales.

Por otra parte, el presidente Obama destacó los avances logrados en las negociaciones con Irán para frenar su programa nuclear, y la probabilidad de evitar otro conflicto en el Medio Oriente.

No obstante, Obama advirtió que las sanciones más duras contra Teherán que actualmente están siendo estudiadas en el Congreso podrían poner en peligro este camino diplomático. “Es por eso que voy a vetar cualquier proyecto de ley de sanciones que amenace deshacer este progreso”.

En cuanto a Cuba, Obama afirmó que estaba “terminando una política cuya fecha de caducidad pasó hace mucho tiempo”. Dijo que las renovadas relaciones con La Habana podrían terminar “un legado de desconfianza en nuestro hemisferio”, e invitó al Congreso a poner fin al embargo económico de la isla y “extender una mano de amistad hacia el pueblo cubano”.


Fiel a la forma, el presidente en su discurso del estado de la Unión está más interesado en la política que en el liderazgo

Pasando al polémico tema de la migración, Obama se remontó a la tradición de Estados Unidos como una nación de inmigrantes al momento de pedir una ley para consagrar el estado de los recién llegados.

“Quiero que las generaciones futuras sepan que somos un pueblo que ve a nuestras diferencias como un gran regalo, que somos un pueblo que valora la dignidad y el valor de todos los ciudadanos”, dijo.

Obama también instó al Congreso a aprobar medidas contra el ciberterrorismo, alegando que la falta de respuesta a los ataques en internet sería “dejar vulnerables a nuestra nación y nuestra economía”.

Los Republicanos responden

Joni Ernst, senador Republicano electo de Iowa, dio la respuesta oficial del Partido Republicano al discurso del presidente Obama.

En primer lugar, ella se refirió al proyecto de ley Keystone que permitiría la construcción de un importante oleoducto a través del país, y que Obama se ha negado a apoyar.

“El presidente Obama pronto tendrá que tomar una decisión. ¿Va a firmar el proyecto de ley o bloqueará buenos empleos en Estados Unidos?”

Refiriéndose a sus 20 años de servicio en las fuerzas armadas, Ernst dijo que el Congreso debatirá estrategias para enfrentar “el terrorismo y las amenazas planteadas por Al Qaeda, ISIS, y los grupos radicalizados por estos”.

Además, Ernst afirmó que el Congreso trabajará para reducir los gastos innecesarios, y “equilibrar el presupuesto con reformas significativas, no con mayores impuestos como el presidente ha propuesto”.

“Con un poco de cooperación por parte del presidente, podemos hacer que Washington funcione de nuevo”, aseveró.


Sr. Presidente, no puede agitar una varita mágica y hacer que algo sea gratis. Alguien tiene que pagar por ello.

El congresista Republicano por el distrito 26 de Florida, Carlos Curbelo, pronunció el discurso Republicano en idioma español, pero a diferencia de Ernst hizo un llamado a una renovada reforma migratoria.

“Debemos trabajar a través de los canales apropiados para crear soluciones permanentes a nuestro sistema de inmigración, modernizar la inmigración legal, y fortalecer nuestra economía”, dijo.

Lo que se esconde detrás de las cifras

Los miembros del Instituto Cato de Washington también respondieron al discurso de Obama.

En una video-respuesta difundida el miércoles, el analista Aaron Powell argumentó que esas “facciones que enfrentan a las personas entre ellas” —como Obama dijo en su discurso— son el resultado natural de las políticas gubernamentales que están “sacando a unos para dar a otros”.

Con respecto al “máximo histórico” de graduados destacado por Obama, Neal McCluskey, director asociado del Centro para la Libertad Educativa de Cato, afirmó que el mercado de trabajo carece de suficientes puestos de trabajo para absorber a los nuevos graduados.

“En esencia, cuando decimos que debemos regalar más estudios universitarios… estamos prometiendo que van a obtener una gran cantidad de beneficios con más educación [pero] luego, simplemente, no podremos proveer estos beneficios”, dijo McCluskey.

Traducido por Daniel Duarte.

Rebeca Morla Rebeca Morla

Rebeca Morla es licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en Ecuador. También es miembro del Consejo Ejecutivo de Estudiantes por la Libertad. Síguela por Twitter @RebecaMorla.

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.