Virales

Newsletter

“Zar del Oro” colombiano fue capturado por lavado de dinero

Por: Rebeca Morla - @RebecaMorla - Ene 23, 2015, 3:03 pm
Colombia's Attorney General's Office has charged Goldex CEO with using fake gold sales to launder more than US$1 billion.
Oficina de la Procuraduría General de Colombia ha acusado al presidente de Goldex con el uso de las ventas de oro falso para el blanqueo de más de US $ 1 mil millones. (Hablemos de Mineria)

English Las autoridades de Colombia afirman haber desmantelado la mayor red de blanqueo de dinero en el país. El martes 20 de enero, en la Fiscalía General anunció que la policía judicial especializada contra el crimen organizado capturó a John Uber Hernández de Santa, director ejecutivo de Goldex S.A., uno de los mayores exportadores de oro en el país. Las autoridades dicen que legitimó más de COL$2,3 billones (cerca de US$1.000 millones) mediante el uso de las exportaciones de oro para disfrazar fondos ilegales.

La Policía detuvo a Hernández, también conocido como el “Zar del Oro”, y a su esposa, Gloria Patricia Álvarez, mientras viajaban en transporte público en Montenegro, en el departamento colombiano de Quindío.

El Gobierno sostiene que Hernández es uno de los jefes de un negocio de la minería ilegal en Colombia, que funciona con el apoyo de varias bandas criminales que operan en todo el país. Las autoridades han acusado al “zar” de lavado de dinero, fraude procesal, falsificación y conspiración. Lo trasladaron a Medellín para iniciar  los procedimientos legales.

Siguiendo el rastro del oro

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo durante una conferencia de prensa el viernes 16 de enero que la aprehensión es el resultado de un esfuerzo conjunto entre la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) y la Fiscalía General, quienes descubrieron la red de Hernández, la cual blanqueó casi US$1.000 millones entre 2005 y 2012.

Cárdenas anunció que las autoridades emitieron una orden de arresto para Hernández, pero él ya había logrado evadir a la policía y darse a la fuga. El fiscal general adjunto Jorge Fernando Perdomo explicó cómo trabajaba Hernández durante el encuentro con la prensa.

Según Perdomo, Goldex compraba oro extraído ilegalmente a varios vendedores que utilizaban identidades falsas, y luego ocultó el origen del mineral mediante su exportación al extranjero.

Las personas que “supuestamente vendían el oro a la empresa comercializadora… no existían. Estas empresas que compraban el oro para venderlo a Goldex estaban recientemente formadas, pertenecían a los mismos socios, eran constituidas con un bajo capital, pero tenían transacciones de montos considerables”, dijo Perdomo.

Según el Ministerio de Finanzas, alrededor del 90% de las personas registradas como vendedores de oro a Goldex no tenían ninguna conexión con la minería. La investigación reflejó que muchos de los 6.000 presuntos proveedores de oro para la compañía de Hernández existían sólo de nombre, o se registraban con nombres de personas que estaban muertas o sin hogar.

“Este es el golpe más importante, más contundente, que se ha realizado en Colombia en materia de lavado de activos, referido con el tráfico o la comercialización de oro”, afirmó Perdomo.

El diario local El Espectador informó que el fiscal no descarta la posibilidad de que empresas de Estados Unidos y otros países podrían estar vinculadas a esta red.

Cártel de oro

Las inconsistencias encontradas en sus libros de contabilidad y registros de proveedores alertaron a la DIAN de las operaciones irregulares de Goldex, una sociedad anónima establecida en agosto de 2001, que se convirtió rápidamente en un operador internacional.

En junio de 2014, Hernández admitió a El Tiempo que entre 2007 y 2009, Goldex compró COL$13.000 millones en oro de una empresa conectada con Jairo de Jesús Rendón Herrera, uno de los fundadores del grupo delictivo Urabeños. Hernández afirmó, sin embargo, que él no sabía nada del historial criminal de Rendón.

Tras la orden de detención dictada a Hernández, las autoridades arrestaron a otras 17 personas vinculadas a su organización presuntamente involucradas en el comercio ilegal de oro.

Dos días después del arresto masivo, Martín Monsalve Saldarriaga, también bajo investigación por conspiración, se suicidó arrojándose del piso 18 del Palacio de Justicia de Medellín, donde se estaba realizando una audiencia preliminar en el caso Goldex.

Minería Ilegal: La financiación de los cárteles

Según el último censo de la minería realizado por el Ministerio de Minas y Energía de Colombia en 2011, más del 60% de la actividad minera en el país es ilegal.

Gran parte de ella se lleva a cabo por los cárteles de la droga y grupos paramilitares como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

De acuerdo con la Carabineros y Seguridad Rural, la minería ilegal de oro es aún más rentable que el tráfico de drogas.

Daniel Salamanca-Pérez, director de litigio estratégico del Centro para la Libre Iniciativa de Colombia, dijo a PanAm Post que el país tiene un problema con la “mal llamada minería ilegal,” porque el Estado mantiene el monopolio sobre los recursos naturales.

“El Estado hace unas ‘concesiones’ sobre la explotación de recursos naturales y ciertos particulares obtienen los al obtener las licencias de explotación de recursos del medio ambiente”, explica.

Según Salamanca-Pérez, la actual regulación de las concesiones mineras hace que el negocio sea excesivamente burocrático y complicado, lo cual, en última instancia, solo responde a los intereses de las bandas criminales.

“La solución que veo para el problema es el fortalecimiento de los derechos de propiedad. Colombia no puede seguir con el esquema de que los recursos naturales y el subsuelo son propiedad del Estado, y que este decida quiénes son los ganadores y los perdedores, entregando las licencias ambientales sólo a sus amigos, que por lo general no tienen ningún interés sobre los costos ambientales de sus operaciones”, argumentó.

Salamanca-Pérez cree que la solución se puede encontrar en una opción de libre mercado, que permita una extracción más eficiente de los recursos naturales y la reducción de los daños ambientales que actualmente afectan al país.

Traducido por Sabrina Martín. Editado por  Pedro García Otero y Adam Dubove.

Rebeca Morla Rebeca Morla

Rebeca Morla es licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en Ecuador. También es miembro del Consejo Ejecutivo de Estudiantes por la Libertad. Síguela por Twitter @RebecaMorla.