Virales

Newsletter

Ecuatorianos hacen compras masivas antes de las salvaguardas

Por: Rebeca Morla - @RebecaMorla - Mar 13, 2015, 1:47 pm

EnglishEl gobierno ecuatoriano emitió una salvaguarda de balanza de pagos en más de 2.800 partidas arancelarias, en un intento de contrarrestar el efecto de la caída de los precios del petróleo. Esto causó que los ciudadanos realizaran compras masivas antes de la entrada en vigor de la medida.

La decisión de colocar este requisito a 32% de las importaciones de la nación entró en vigor el miércoles 11 de marzo, coincidiendo con una repentina escasez de mercancías en los estantes de los supermercados. Varios usuarios de redes sociales ecuatorianos publicaron fotos de las estanterías vacías utilizando la etiqueta “salvaguardas” en Twitter.

El ministro del Interior, José Serrano, respondió rápidamente y aseguró que la situación era culpa de “especuladores”. Serrano subió un video en el que se observa a los empleados de La Favorita, una de las mayores cadenas de supermercados del país, retirando los productos de los estantes.

“Mientras que el gobierno trabaja para proteger la dolarización, hay quienes buscan crear el caos y la especulación”, dijo, a través de su cuenta en Twitter.”Eso es un crimen que vamos a combatir de inmediato”, agregó.

La Favorita respondió al video diciendo que la compañía simplemente iba a reemplazar estantes viejos por otros “de última tecnología”, agregando que los elementos que aparecen en el video — champúes, desodorantes, y otros productos similares — no se ven afectados por las salvaguardas. Sin embargo, Serrano anunció que la policía se movilizará para evitar más “especulación de precios” por parte de las empresas.

Pedro Páez, superintendente de Control del Poder de Mercado, dijo al canal local Ecuavisa que los productos almacenados ahora se venden a precios “exorbitantes”, “bajo el pretexto de las tarifas arancelarias”.

¿Impacto “mínimo”?

El gobierno anunció las salvaguardas el viernes 6 de marzo como una respuesta a la caída de los precios del petróleo y la apreciación del dólar estadounidense, utilizado por Ecuador como moneda nacional desde 2000. Como resultado, Ecuador tiene un déficit comercial importante (importando más de lo que exporta), que lleva al gobierno a tratar de “controlar el nivel general de las importaciones”.

La disposición tendrá una duración de 15 meses, incrementando los impuestos entre un 5% y 45% en miles de artículos importados, con lo que el gobierno espera reducir su déficit en 8%.

El presidente Rafael Correa justificó la acción citando la necesidad de contrarrestar la caída en el precio del crudo ecuatoriano. Agregó que la medida afecta a los productos de “bienes suntuarios” y que el impacto de las salvaguardas “será mínimo” porque son bienes que “no consumen los pobres”.

El vicepresidente de Ecuador Jorge Glas, durante la emisión semanal de Enlace Ciudadano, programa del gobierno televisado los sábados, defendió por su parte las salvaguardas con el argumento de que la medida impediría que los dólares de Ecuador se escapen del país.

“Tenemos que cuidar mucho los dólares de la economía ecuatoriana porque estamos enfrentando realidades externas a nuestra política pública”, dijo.

Compran mientras se pueda

Ecuavisa también reportó una fuerte afluencia de compradores el martes en varios locales comerciales en todo el país.

Las ventas de productos de tecnología, electrodomésticos, neumáticos y otros artículos importados fueron los más comprados, puesto que los consumidores buscaban evitar los inminentes aranceles.

Expertos critican la medida

La ciudadanía, la comunidad empresarial y varios analistas económicos han expresado su preocupación por las salvaguardas.

En una entrevista conjunta, el economista Luis Espinosa Goded, y Gabriela Calderón de Burgos, editora del Instituto Cato, coinciden en que los aranceles sólo aislarán a la economía ecuatoriana, volviéndola así menos productiva y más ineficiente. Argumentaron que los problemas que enfrenta la economía del Ecuador no son causados por la dolarización, y que las medidas de Correa en realidad no están dirigidos a protegerla.

Xavier Andrade, un especialista de la política económica en el Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP), dijo a PanAm Post que el principal problema del Ecuador no es monetario y afirmó que la dolarización ha impedido que el gobierno utilice la alta inflación y devaluación como herramientas para financiar su déficit fiscal.

“La economía no se va a quedar sin dinero porque estemos importando más de lo que exportamos, eso es imposible. Si la gente puede comprar más bienes del exterior es porque tiene el dinero para hacerlo, ya que ingresan divisas por otros rubros como los servicios, las remesas de los migrantes, préstamos, etc.”, dijo.

“La balanza comercial sólo es una parte de la balanza de pagos, esta última siempre está equilibrada y no necesita que el gobierno intervenga, por más que el precio del petróleo disminuya y que el dólar se esté apreciando”, explicó Andrade.

El analista sostuvo además que Ecuador debe aprovechar la dolarización y hacer una integración financiera con el resto del mundo como lo hizo Panamá desde 1971. Explicó que el flujo de capitales hace que se mantenga la demanda de bienes y servicios y, de esta manera, la economía puede crecer produciendo más sin la intervención del gobierno.

Andrade añadió que la especulación de precios era de esperarse; considera que “es muy normal” que ante este aumento de impuestos, los precios de muchos productos empiecen a subir desde hoy y no cuando tengan que reponer inventarios.

Asimismo, sostuvo que el principal problema radica en los propios controles de precios, que son propensos a tener resultados desastrosos, a pesar de sus ganancias políticas a corto plazo.

“Primero porque el control adicional nos cuesta más a todos. Segundo, porque el control de precios origina dos cosas: escasez y mercados negros; y tercero, porque esconde el origen del problema (la regulación del gobierno) y termina poniendo como culpables a los empresarios”, agregó.

El especialista del IEEP concluyó que las salvaguardas perjudicarán las exportaciones de otros países y que probablemente ahuyentarán a los inversores extranjeros de la economía ecuatoriana.

Traducido por Sabrina Martín

Edited by Guillermo Jimenez and Laurie Blair.

Rebeca Morla Rebeca Morla

Rebeca Morla es licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en Ecuador. También es miembro del Consejo Ejecutivo de Estudiantes por la Libertad. Síguela por Twitter @RebecaMorla.